Helicóptero medicalizado de 061

El bebé fallecido en España, con su madre detenida, sufría una rara enfermedad

Todavía no están claras las causa del fallecimiento

Siguen las incógnitas sobre la trágica muerte de un bebé de apenas 18 meses en el Hospital Materno Infantil de Málaga. El suceso sigue en plena investigación por parte de la Policía Nacional que de momento no descarta ninguna hipótesis, aunque se acabó deteniendo a la madre tras confirmarse el fallecimiento del menor. 

Hay que recordar que el pequeño presenta graves lesiones en la cabeza y diversos hematomas en todo su cuerpo. Esto llevó a activar el protocolo por un posible caso maltrato infantil. Ahora fuentes de la investigación citadas por el diario 'SUR' podrían aclarar cuál era el origen de estas lesiones. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Por un lado, se ha dado una explicación a la posible aparición de hematomas en su cuerpo con diferente estado de evolución. Lo que explica el diario citado es que el bebé de 18 años podía ser hemofílico. Es decir sufriría una enfermedad hereditaria de la sangre que afectaría a su coagulación y que por tanto fueran más visibles este tipo de lesiones. 

A su vez se ha dado otra posible explicación a la lesión detectada en su cráneo. Se habría confirmado que el pequeño había sometido con anterioridad a una operación. Según estas fuentes de la investigación, esto podría coincidir con las lesiones que detectaron los sanitarios que le intentaron salvar la vida. 

De momento, al cuerpo del bebé se le está realizando la autopsia desde este martes por la mañana y continuaba este miércoles 25 de noviembre. Hoy deberían finalizar los trabajos forenses que den más pista a los agentes de la Policía Nacional que se han hecho cargo del caso. 

El bebé no llegó a tiempo al hospital

De las pocas cosas que se hicieron públicas en el momento en que se dio a conocer el fallecimiento del bebé es que la madre reaccionó tarde para intentar a su hijo. Los médicos del hospital malagueño explicaban que cuando el pequeño llegó a sus manos ya había perdido la vida. Fue en ese preciso instante cuando se iniciaron los protocolos habituales, esperando a la actuación policial para investigar los hechos. También se dio aviso a la comisión judicial para que procediera al levantamiento del cadáver. 

En las primeras inspecciones oculares tanto de los pediatras como del forense detectaron las lesiones en la cabeza y por el resto del cuerpo comentadas. Esto hizo activar el protocolo contra el maltrato infantil y llevo a la detención de la madre. 

En estos momentos, sigue en dependencias policiales acusada de un delito de asesinato. El grupo de Homicidios es quien se ha hecho cargo del caso y no descarta que pueda haber nuevas detenciones. Se está trabajando en la reconstrucción de la vida familiar y para ello se están recogiendo los testimonios de los familiares más directos y de vecinos. 

Juicio a otro maltrato infantil en Málaga

También en la provincia de Málaga, hace una semana se juzgaba el caso de la muerte de la pequeña Camelia, una niña de apenas año y medio que falleció después que su madre la dejara sola y encerrada en su casa durante un mes. 

El cuerpo de la pequeña fue encontrado junto a un biberón y unas galletas, el único alimento y bebida que tuvo durante días. La autopsia confirmó que su muerte se debió a causa del hambre, la falta de cuidados y la sed. El jurado la consideró culpable de un delito de abandono y otro de asesinato y podría afrontar una condena de hasta 21 años de cárcel, que es lo que pide la acusación particular, o 16, según lo solicitado por fiscalía y la defensa.