Camarero con guantes y mascarilla sirviendo una mesa en época de pandemia

Los bares de España, hartos, toman una decisión: ‘Irá a los tribunales’

Un grupo de empresarios unidos en una plataforma anunció por Nochebuena que llevarán al Gobierno ante la justicia

El enésimo fracaso del Gobierno para rescatar al sector de la restauración, el turismo y el comercio, ha hecho estallar a los afectados y han tomado una decisión. Hosteleros y comerciantes pasarán de las protestas en las calles a exigir responsabilidades por la vía judicial. Así lo anunciaron el mismo día de Nochebuena. 

Los afectados no están satisfechos con el plan del Gobierno para rescatar al sector y tras leer la letra pequeña de las medidas publicadas en el BOE el pasado martes, han decidido pasar a la acción y llevar al Gobierno de Pedro Sánchez ante la justicia.

Un grupo de empresarios unidos bajo la Plataforma de Empresarios Afectados por la Covid-19 pedirán «el resarcimiento del daño emergente, moral y el lucro cesante sufridos a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus». El pasado martes presentaron una reclamación ante la Administración General del Estado, pidiendo una compensación por las medidas «contradictorias y perjudiciales» desde el comienzo de la crisis. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Según el portavoz de la entidad, Javier Candela, la reclamación no especifica una cifra concreta, pero calcula pérdidas acumuladas de hasta 100 millones de euros. El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, lleva meses reclamando ayudas directas por valor de 8.500 euros, y comparte la crítica al Gobierno por su «falta de respeto al sector».

Yzuel se mostró convencido de que «esto acabará con miles y miles de demandas, porque vamos a reclamar al Estado el dinero que nos ha robado». Está seguro de que  «existen argumentos jurídicos para sostener que las restricciones han sido arbitrarias», ya que en su opinión no está demostrado que el cierre de la restauración frene los contagios.

Piden una reunión con Sánchez

Por eso coinciden en que el Gobierno «está detrás de perjuicios millonarios para los empresarios». Algo que les lleva ahora a emprender medidas legales. Mientras tanto, esperan que el próximo lunes se pueda llegar a un acuerdo en la reunión que mantendrán Trabajo y las comunidad autónomas para canalizar las ayudas directas.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos da un paso más y pide una reunión urgente con el presidente del Gobierno. Su intención es trasladar a Pedro Sánchez la situación del sector y pedir «un rescate específico que contemple medidas inmediatas a nivel laboral, fiscal, económico y financiero». 

Las protestas llegan también del sector del comercio. El jueves, las asociaciones catalanas recriminaron al Gobierno haber dejado fuera de las ayudas a las empresas de más de 250 trabajadores, ya que muchas de ellas son de centros comerciales que están sometidas desde hace meses a cierres forzosos.

Reunión el próximo lunes

El plan del Gobierno pasa por una reducción de costes fijos para el sector del turismo, la hostelería y el comercio. En el caso de no llegar a un acuerdo, si se trata de un tenedor con más de 10 locales, el arrendatario puede optar entre una quita del 50% o un aplazamiento del pago hasta cuatro meses después del estado de alarma. 

Sin embargo, la clave del plan de rescate está en las ayudas directas. En este sentido, el Gobierno ha anunciado una reunión con las comunidades autónomas el próximo lunes 28 de diciembre. La intención es reforzar estas ayudas y dar una respuesta conjunta para que el plan sea eficaz e inmediato. Por eso pide la implicación de todas las administraciones.

El Gobierno defiende que se trata de «un plan muy ambicioso» que llega «en un momento muy oportuno» porque «desde mañana mismo comerciantes, hosteleros y los sectores del turismo se van a beneficiar de este plan». Destacó que el plan de 4.200 será «eficaz» porque traerá una importante reducción de los costes fijos a los afectados. 

Sin embargo, el sector está devastado y creen que las ayudas llegan tarde. El último lamento llega de Cataluña. Allí, restaurantes, comercios, empresas de ocio y pequeños empresarios de la Cerdaña han tenido que cerrar a las puertas de una fechas que veían como su último salvavidas: «Nos han matado, estas fiestas eran nuestro pulmón».

Los locales llevaban días haciendo acopio de provisiones y preparándose para la ola de turistas prevista para estas fechas. Pero el martes, el gobierno de la Generalitat decretó el cierre de la comarca y de su restauración. Muchos de ellos ya han anunciado que cerrarán definitivamente. Un ejemplo dramático que lo que está sucediendo en el resto de España.