Sanitario en un laboratorio realizando pruebas

La posible solución definitiva al coronavirus, en las aguas de Ibiza

El biólogo que bucea para la 'farmacia marina' más grande del mundo situada en España explica de dónde sale el Aplidin

Hace solo cinco días nos hacíamos eco de que el antiviral Aplidin, un fármaco fabricado por el laboratorio gallego PharmaMar, es cien veces más eficaz contra el coronavirus que el remdesivir, según un estudio que publicaba la revista Science. El fármaco, según la publicación, tiene un gran potencial para tratar enfermos de Covid. Cualquier avance científico como este es una gran noticia, y más si el descubrimiento se hace en casa. Pero, en términos científicos, la mayoría de veces nos quedamos con el titular sin profundizar. Esta vez, gracias a Santiago Bueno, conocemos más sobre un medicamento que podría cambiar el cauce de la pandemia.

Santiago Bueno es biólogo marino y buceador profesional. Se dedica a buscar en las profundidades 'tesoros' que curen, incluso el cáncer. ¿Pero qué une a Santiago con el antiviral Aplidin, que daba hace pocos días un soplo de esperanza en España? La ascidia, el ser vivo que hace posible la existencia de dicho fármaco y que el biólogo se encarga de atrapar para PharmaMar. «Es como ir en busca de un tesoro», asegura el buceador a 'El Mundo'.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La ascidia es un ser marino de apenas dos centímetros que habita a más de 40 metros de profundidad, redondo e invertebrado, además de curioso por estar cubierto de una especie de velo bajo el cual se protegen varios ejemplares.«Uno siempre piensa, sumergido bajo toneladas de agua, que va a subir la pieza definitiva, la buena», relata el experto. Santiago Bueno encontró el tesoro que buscaba, y no en cualquier parte.

El 'tesoro' que podría parar la Covid, en aguas de Ibiza

La ascidia se encuentra en abundancia en el fondo marino de una isla del archipiélago balear: Ibiza. De hecho, el animal marino solo se encuentra en aguas Baleares y en el Atlántico Este (Azores, Portugal...). El animal marino tiene en su interior un potente antiviral que podría cambiar las cosas. Es por ello que Santiago Bueno lo recolecta para la farmacéutica, que lo congela y guarda para seguir investigando. La farmacéutica PharaMar, de hecho, tiene la mayor colección de organismos marinos del mundo, según avanza el medio citado: ni más ni menos que 250.000 ejemplares diferentes entre plantas y animales, incluida la 'Aplidium albicans', como se denomina científicamente el ser marino que nos ocupa.

Hasta aquí todo buenas noticias, aunque detrás del descubrimiento del Aplidin hay una larga lucha de reconocimiento internacional, pero también nacional. «No solo no nos ayudan, sino que nos han perjudicado», aseguraba el presidente de PharmaMAR, José María Fernández de Sousa, durante un foro de la Universidad de Navarra. Según Fernández Sousa, «a otras empresas como Moderna se les ha dado muchísimo dinero. Así es cómo otros gobiernos ayudan a sus empresas». El presidente de la farmacéutica lamenta no haberse encontrado el mismo apoyo en España:  «Nos han denegado todas las ayudas que hemos pedido».

Los impedimentos: la falta de financiación y los residuos

«Falta financiación... Desde hace años las ayudas a la investigación son préstamos. Es una aberración. En qué cabeza cabe que eso sean ayudas», insiste el presidente de la 'farmacia marina' más grande del mundo, ubicada en Galicia, por la cual sí apostó, por ejemplo, la difunta Rosalía Mera, primera mujer de Amancio Ortega y socia incondicional de la farmacéutica.

Por si fuera poco, el dinero que no llega del Estado, según Fernández Sousa, no es el único problema con el que conviven los científicos que hacen del mar su zona de trabajo e investigación. Esta vez es Santiago Bueno quien pone firma a la denuncia: «Lo que ves ahí abajo es un planeta sucio, lleno de residuos por todas partes. El mar hay que tratarlo con cariño y mucho respeto. Pero al paso que vamos, las ascidias no podrán sobrevivir. Como animal filtrador que es, necesita aguas limpias que no obstruyan sus sifones y dificulten su metabolismo. De lo contrario, terminarán extinguiéndose. ¿Alguien se imagina qué pasaría? ¿Podríamos, por ejemplo, combatir el coronavirus o el cáncer?».

De lo que sí tiene certeza la farmacéutica es de que el Aplidin «es el antiviral más potente» que han encontrado. Lo asegura  Adolfo García-Sastre, virólogo residente en Nueva York, que ha trabajado en el ensayo de la especie marina ascidia y la plitidepsina, el 'tesoro' que esconde. Asegura que el antiviral es 100 veces más potente que el remdisivir de la farmacéutica estadounidense Gilead, único fármaco autorizado contra el coronavirus, por el momento. Habrá que esperar para ver cómo avanza la investigación y si el Aplidin se convierte en solución al mayor de los problemas ahora mismo en España, y en todo el mundo.