Una chica con varios regalos y mascarilla dentro del coche acompañada por otro hombre

Una de las comunidades más grandes de España se planta y no cambia nada

Andalucía ya ha anunciado que va a seguir con las medidas que tenían pensadas para Navidad a pesar del aumento de casos

Las directrices que aprobó el Consejo Interterritorial hace unas semanas, que hacían referencias a las medidas excepcionales para permitir las reuniones de Navidad, han quedado desfasadas con el auge de los contagios en el cómputo global de España, que ahora mismo se sitúa por encima de los 200 contagiados por cada 100.000 habitantes.

Este documento se aprobó cuando se observaba un claro descenso en la curva de contagios, con lo que acordaba cierta relajación de las restricciones, permitiendo salir de las comunidades autónomas entre el 23 de diciembre y el 6 de enero para visitar a familiares, así como alargar el toque de queda hasta las 1:30 horas, y las reuniones de máximo 10 personas.

Sin embargo, ante el nuevo escenario de incidencia creciente y a las puertas de las Navidades, el Gobierno ha emplazado a las comunidades autónomas que modifiquen o amplíen restricciones dependiendo de su situación epidemiológica. Hay comunidades que ya lo estñan haciendo pero otras, como Andalucía, no tienen intención de adoptar más medidas.

Fernando Simón ya ha avisado de que la curva seguirá subiendo debido a los efectos del puente de la Constitución y de las fiestas navideñas y que previsiblemente, el pico se alcanzará el día 9 de enero.

Algunas comunidades autónomas deciden restringir los planes para Navidad

Una de las primeras regiones en actuar ha sido Canarias, que a la luz de los datos ha acortado el toque de queda y las reuniones sociales, que podrán ser de máximo 4 personas; además, la isla de Tenerife, la más afectada, ha restringido las entradas y salidas durante los próximos 15 días.

Las islas Baleares por su parte, actualmente tienen la incidencia más alta del país, con 322 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que ha decidido que el toque de queda el día de Navidad no vaya más allá de las 22 horas; además, las reuniones no podrán superar el número de 6 asistentes.

Cataluña ya ha anunciado también medidas más restrictivas. El virus en la comunidad se encuentra en expansión con una velocidad de reproducción (Rt) de 1,34, cuando en las últimas semanas se había mantenido en valores inferiores a 1, por lo que la consejera Alba Vergés, ya adelantaba ayer que se van a tener que adoptar nuevas medidas «sí o sí». Hoy se ha confirmado un cierre más fuerte de la hosteleria y el cierre comarcal desde la próxima semana hasta en 11 de enero.

Andalucía anuncia que no va a cambiar nada

Por contra, Andalucía ya ha anunciado que seguirán con los mismos planes que tenían hasta ahora. Si bien Madrid parecía por su parte que seguía con la misma estrategia de siempre, como aplicar cierres perimetrales en las zonas con más incidencia de casos de coronavirus, finalmente recude las reuniones a 6 personas en los días clave de Navidad. 

La Junta de Andalucía no tiene previsto cambiar las medidas previstas para Navidad, por lo que a partir de hoy va a permitir la ampliación del horario de la hostelería entre las 20:00 y las 22:30 horas y la apertura de movilidad entre provincias.

Juanma Moreno, el presidente de la Junta de Andalucía, ha remarcado que la situación epidemiológica de Andalucía es de las mejores, con una incidencia de 137 contagios por cada 100.000 habitantes, y que no ve motivos para endurecer las restricciones.

Una posición muy polémica pues Madrid actualmente cuenta con la segunda incidencia acumulada más alta del país por detrás de las islas Baleares, aunque por el momento Ayuso mantiene una actitud de observación para saber si la subida es una tendencia estable o un rebrote puntual fruto del puente: «Hay que ver si estamos inmersos en una tercera ola o esto es simplemente unos ecos del puente de la Constitución», ha subrayado.

Madrid descarta aplicar el cierre a la hostelería o los comercios, claves en este periodo festivo-navideño.