Los trucos infalibles de Jorge Javier Váquez para adelgazar

El presentador siempre se ha caracterizado por tener unos quilos de más. Estos últimos meses ha demostrado que puede ponerse en forma. Y ha contado cuál es su secreto.

Jorge Javier Vázquez en el plató de 'GH VIP'
Jorge Javier ha perdido mucho peso los últimos meses con sus remedios | Telecinco

Jorge Javier Vázquez tiene muchos fantasmas, fobias y miedos en su vida. Uno de los más importantes y que le ha perseguido desde siempre es el sobrepeso.

Jorge ha luchado intensamente contra esos quilos de más que llegan sin hacer ruido; que parece que no están, pero van sumando números en la balanza. Lentamente, uno tras otro, año tras otro, exceso tras exceso.  Luego ya no se van nunca. A veces se pierde alguno por el camino, con la operación bikini de turno y las esperanzas dan lugar a un cierto optimismo, pero al mínimo despiste, otra vez observamos con miedo y rechazo la balanza, conscientes que lo que nos va a decir cuando nos subamos a ella, no nos va a gustar.

La enfermedad que padeció el presentador estrella de Tele5 ahora hace un año, ha hecho que Jorge se replanteara a fondo muchas cosas, entre ellas, su dieta y la necesidad de gozar de mejor forma física como parte de la recuperación del ictus que padeció. Así pues - y no sin esfuerzo - Jorge Javier Vázquez ha logrado perder más de quince quilos y luce con mejor forma física que nunca.

En los platós y en las revistas, en las que ya no se avergüenza de mostrarse con el torso desnudo y presumiendo de cuerpo.

¿Cómo ha conseguido Jorge Javier Vázquez adelgazar más de quince quillos?

En una primera fase, Jorge se sometió a una dieta estricta y de impacto, la de Pronokal. Esta dieta, que tiene detractores y defensores a partes iguales, le permitió bajar con bastante rapidez los primeros quilos que sobraban aunque como ya sabemos todos los que alguna vez hemos empezado una dieta, lo difícil no es adelgazar, es mantenerse.

Jorge, en varias entrevistas a Semana o a Lecturas explica que «Físicamente me encuentro ahora muchísimo mejor. Cuando veo fotografías mías de antes, me dan un poco de vergüenza ajena. Me he ido enganchando poco a poco al estilo de vida saludable porque he notado que me encontraba muchísimo mejor».

Así pues, primer consejo: vida saludable. No únicamente cuando se está haciendo 'dieta' como tal. Siempre hay que cuidar lo que se come y las cantidades.

«No tengo vida social. No me ha costado renunciar a las comidas con amigos porque me gusta estar en casa y la vida social de ir a restaurantes y eso, cada vez menos».

Segundo consejo, vida social sí pero cuidado porque las tentaciones son mayores fuera de casa. Jorge Javier explica que ha logrado «coger unos hábitos de vida saludables y evitar cosas que yo pensaba que no eran malas para la dieta, como por ejemplo, el alcohol».

Foto de Jorge Javier en bañador con unos kilos de más
Jorge Javier ha perdido mucho peso los últimos meses | España Diario

Deporte controlado y cuidado con las tentaciones

Jorge Javier también explica «Me gusta mucho hacer deporte. Hago cinco horas de deporte a la semana con entrenador personal. Incluso en vacaciones busco el rato para ir al gimnasio».

Tercer consejo. Deporte, siempre. Y si puede ser moderado pero habitual y con algún técnico que nos supervise o aconseje sobre como optimizar el ejercicio, mucho mejor.

«Lo más complicado es no volver a los malos hábitos y empezar a permitirse cosas. Cuando ya te ves bien, uno tiene que esforzarse».

Cuarta recomendación: Ojo con las tentaciones, que están siempre al acecho. Jorge Javier lo tiene claro: «Me cuesta más resistirme a los hidratos, quizá a una buena pizza... Pero no me gusta que la bebida y la comida se conviertan en premios, ya sean de alegría o de consolación».

Las rutinas diarias también son importantes. Conocer los momentos del día más complicados para cada persona y establecer rutinas alimentarias para evitar que el hambre o la ansiedad provoquen esto tan temido de picar entre horas. Jorge sigue luchando para «domesticar a la voluntad y no al revés, que no me domine a mí. Es un trabajo de fondo, pero cuando lo dominas es maravilloso».

Y finalmente, un beneficio añadido al hecho de encontrarse mejor de salud y de sentirse mejor. Tal como explica Jorge Javier «Desde que he adelgazado, tengo más ganas de rumba». Ya sabéis, a perder esos quilos que nos sobran y a rumbear mucho más.


Comentarios

envía el comentario