Joaquín Prat, con camisa y chaqueta gris, presentando 'Cuatro al día'

Joaquín Prat no puede más con sus compañeras en directo: 'Los mismísimos huevos'

El presentador ha estallado en pleno directo de 'Cuatro al día'

Desde que se pusiera al frente del programa 'Cuatro al día' si hay algo que identifique a Joaquín Prat es que no suele callarse nada. Es más, incluso ha llegado a frenar en seco las actitudes y opiniones de los colaboradores, como ha hecho con Israel García-Juez.

Y precisamente algo similar es lo que ha llevado a cabo ahora. En concreto, se ha mostrado muy enérgico y enfadado con dos de sus compañeras. Tanto es así que les ha contestado de manera realmente ordinaria. Desde luego si pretendía reprocharles su actitud, su forma de hacerlo ha sido casi peor.

El origen de la tensión en plató

En el último programa de 'Cuatro al día' se ha abordado la subida de impuestos que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene prevista poner en marcha para el año que viene. Subida que traerá consigo modificaciones en Sucesiones, Patrimonio o Sociedades.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El tema resulta especialmente interesante y eso ha llevado a que se trate el mismo con gran pasión por parte de los colaboradores. En concreto, han sido Cristina Fallarás y Esther Palomera las que más se han implicado en el debate. Tanto es así que esa última ha manifestado que era un paso importante «subir los impuestos a quienes más tienen para contribuir a la salida de la crisis».

En ese punto, Joaquín Prat dijo que no se trataba de eso. Sin embargo, las tertulianas continuaron con su postura y fue Palomera la que expuso: «La comunidad internacional, en general, dice que se aplique un impuesto de solidaridad que se llame tasa Covid temporal para salir de la crisis. Esto no es un disparate».

No obstante, el presentador volvió a intervenir y lo hizo para decir: «Esa tasa Covid es para multinacionales y multimillonarios».

La salida de tono de Joaquín Prat

El tema de los impuestos suscitó mucho alboroto y controversia en el plató. Y en ese momento se quiso hablar al respecto con un empresario. Se trató de Jesús de Haro, dueño de una agencia de viajes.

Joaquín Prat quiso darle entrada el mismo de manera irónica y en tono de humor diciendo: «Tú, obviamente, tienes un patrimonio enorme y no te va a afectar la subida de estos impuestos ¿Verdad?».

Y en ese mismo tono, el emprendedor dijo sobre los impuestos: «Estoy muy contento con la noticia tan buena que habéis dado. La verdad es que estoy contento de que a partir del año que viene vayamos a tener que pagar más impuestos, yo en mi caso somos una sociedad. Y con la situación tan buena que tenemos me parece genial que vayamos a tener que pagar más impuestos».

En ese punto, Palomera matizó: «A usted no es que le vayan a subir el impuesto de sociedades. Se va a establecer un mínimo del impuesto de sociedades porque, como usted sabe, las multinacionales y grandes empresas pagan un tipo muy reducido en ese impuesto mientras que usted, que es una pequeña empresa, paga más del 20 %. Lo que se trata es de que quienes más facturan, paguen un mínimo del 15 %. Y es que hay algunas que no pagan ni el 2 %».

No obstante, el invitado no se creía lo que se le estaba diciendo y expuso: «No me lo creo. También decían hace un año, cuando empezó todo esto, que nadie se quedaría atrás. A día de hoy, nosotros hemos recibido cero ayuda ¿Realmente queréis que me crea que el año que viene no me van a subir esos impuestos?».

Joaquín Prat reprendiendo en 'Cuatro al día' a sus compañeras ante la mirada de un empresario invitado
Joaquín Prat ha tenido una salida de tono ordinaria | Cuatro

Ante esas palabras tanto Esther Palomera como Cristina Fallarás han querido intervenir para incidir en que el invitado estaba equivocado. Y se ha generado un revuelo que ha llevado al presentador a tomar la palabra. Pero lo que ha hecho directamente es tener una salida de tono impropia de alguien que está al frente de un medio de comunicación.

En concreto, dijo visiblemente enfadado: «Seamos respetuosos con el testimonio de Jesús e intentemos empatizar, venga a hablar de impuestos o venga a hablar de lo que le salga de los mismísimos huevos ¡Hombre, ya! Es muy bonito polemizar, pero vamos a tener un poco de respeto al testimonio de Jesús».

De esta manera tan ordinaria fue como zanjó la vehemencia de sus compañeras.