Paz Padilla y Bertín Osborne en dos imágenes de archivo

La foto de Paz Padilla y de Bertín Osborne que ha desatado rumores

Los dos presentadores de televisión han protagonizado un momento de lo más tierno en una playa de Cádiz. Hay quien piensa que su relación podría ser más que una amistad

Paz Padilla y Bertín Osborne se han dejado ver en una playa gaditana este lunes. Los dos comunicadores han dejado sus problemas personales de lado para disfrutar de la compañía, el uno del otro. 

Entre ambos existe mucha complicidad. Más de uno ha dudado que la amistad de la que presumen vaya más allá de lo que los protagonistas cuentan. 

Las muestras de afecto, las risas, los abrazos… Incluso la gaditana se ha animado a saltar en los brazos del presentador. El madrileño ha recibido a su amiga con los brazos abiertos. 

Verles, es ver el retrato de la felicidad, dejando al margen sus pesares. Pero para quienes pensaron que entre ellos podía haber algo especial, hay que decirles que no. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La cómica y el cantante se citaron en la playa con motivo de un proyecto profesional. Se encontraban en plenas grabaciones de un nuevo episodio para el programa de Bertín Osborne. Pronto veremos a Paz Padilla en 'Mi casa es la tuya' respondiendo a las preguntas de su amigo. 

Por ahora ya hay un adelanto. Los dos presentadores aparecerán conjuntados. El look que han escogido para la ocasión se trata de un pantalón blanco. 

Paz Padilla y Bertín Osborne graban 'Mi casa es la tuya' en Cádiz
Bertín Osborne y Paz Padilla disparan los rumores sobre si tienen más que una amistad. | Gtres

La gaditana lo ha combinado con una pieza con los hombros al descubierto en tono fucsia. Por su parte, el madrileño, ha optado por lo clásico: una camisa de color azul.

Descalzos por una playa de Cádiz han hecho disfrutar al equipo que allí se encontraba presente. Se han reído y han bromeado; en la sintonía de Paz Padilla

Un punto en común: la tragedia

Los dos profesionales han sufrido historias similares. Una tragedia muy dura para ambos que encuentran en ella su punto de conexión. 

El marido de Paz Padilla, Antonio Vidal, falleció a consecuencia de un cáncer. Hace casi un año ya de esta trágica noticia. Su historia junto a la cómica dejó a la sociedad boquiabierta. 

Su relación fue como un cuento que acabó a los 53 años del difunto. La pareja apenas tuvo tiempo para disfrutar de su romance de película. 

Sin embargo, lejos de tristezas, Paz Padilla asumió la pérdida de su media naranja. Y, además, se llevó una lección de vida. 

Con mucho dolor, ha sabido sobreponerse y seguir adelante. Pocos meses antes, la gaditana también había perdido a su madre. Un doble palo en el mismo año. 

Por su parte, Bertín Osborne también tuvo que armarse de valor para enfrentar la muerte de su primera mujer, Sandra Domecq. La madre de sus cuatro hijos mayores también falleció a causa de un cáncer a los 51 años, en 1991. 

No hace mucho que el presentador se emocionó grabando una de las emisiones de su programa. Bertín Osborne se emocionó cuando Niña Pastori, invitada, cantó una de sus composiciones. 

«Lloré muchísimo con ella cantando 'cai' (Cádiz). Porque me recordó toda mi época de Jerez. Me recordó a Sandra», explicó el comunicador muy emocionado nuevamente. 

Pero esto no es todo. La vida también le puso otra prueba en su camino. El primogénito con su última mujer, Fabiola Martínez, requiere de toda la atención de sus padres. 

Norberto Enrique padece una lesión cerebral grave a colación de la listeriosis. Durante la gestación de él, su madre entró en contacto con la listeria en el sexto mes de embarazo. 

«La placenta estaba contaminada y tenía una septicemia que fue lo que provocó el parto prematuro», recordó la exmujer del presentador. 

Los dos profesionales del mundo de la comunicación han sabido sacar la parte positiva de la vida, a pesar de los batacazos. Ellos no se detienen y siguen adelante con sus proyectos profesionales y personales. 

Además, el carácter amable y dicharachero de ambos han convertido la jornada de grabación en un día entre amigos. Las muestras de cariño entre ellos no han faltado. No cabe duda de que tienen una complicidad suma.