José Antonio Avilés gritando en el plató de La Casa Fuerte

Rocío Flores y José Antonio Avilés ajustan cuentas: 'Nada que hablar contigo'

La tensión ha sido máxima durante el reencuentro entre la hija de Antonio David y el colaborador de 'Viva la vida'

Tras semanas atacándola desde plató, y con una traición de por medio, al fin  José Antonio Avilés y Rocío Flores se han visto las caras.

Todo empezaba después de que el colaborador de Viva la vidase posicionase del lado de Rocío Carrasco. A pesar de la amistad que le unía a Ro Flores, la cual forjaron en Supervivientes, a Avilés no le temblaba el pulso a la hora de cantarle las cuarenta.

El tertuliano se atrevía incluso a mensajearse con Carrasco, aunque ha dejado muy claro que no está jugando a dos bandas, y que si le ha escrito es porque llevaba días pensando en hacerlo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Además, desvelaba en exclusiva el contenido de dichos mensajes. Según él, le había pedido perdón a la mujer de Fidel Albiac  por haberla juzgado y llamado mala madre.

"No esperaba respuesta y a los cinco minutos me contesta: «Te honra mucho el gesto que acabas de tener»", contaba a sus compañeros.

Eso fue la gota que colmó el vaso, y poco después la hija de Antonio David le declaraba la guerra abiertamente.

"Tengo un mensaje para ti de parte de Rocío Flores, tú ex amiga", le informaba Diego Arrabal.  "¿Cómo puedes ser tan mentiroso, Avilés? Pero tan mentiroso".

"Ayer, a las 13:57 le escribiste y le dijiste: «Ahora sí te entiendo. Estoy contigo»", le reprochaba. "Eres muy mala persona".

Un enfrentamiento que se recrudencia con los ataques de José Antonio en contra de Olga Moreno  en Supervivientes.

Ya sabemos que Rocío defiende a muerte a la mujer de su padre y no permite que nadie diga nada en su contra. 

"A diferencia de otras personas no lo voy a juzgar, voy a ser objetiva", sentenciaba la joven. "Olga es muy empática, sensible y muy buena gente. Es muy difícil llevarse mal con Olga".

"Si enseñas la patita, dilo", amenazaba a su examigo después de que realizase ciertas insinuaciones. 

Y, tras pedirle que dejara de hablar de ella y de los suyos, el colaborador tomaba la iniciativa de atacarla todavía más si cabe. De hecho, confirmaba que estaba siendo manipulada por su padre.

Rocío Flores muestra su total rechazo a José Antonio Avilés

"Yo hablo de ti cuando me da la gana porque tú has vendido tu vida", sentenciaba. Además, le pedía que intentase darle una oportunidad a su madre. 

"Escucha a tu madre e inténtala entender por lo menos, y ya luego compra la versión de tu padre".

También la acusaba de ser ella la primera que había comenzado atacándole en El programa de Ana Rosa. Una auténtica guerra de reproches que no parece tener final.

"Me da pena. Yo sé que su padre siempre le está diciendo 'con Avilés no, con Avilés no…', acusaba directamente a Antonio David. Algo, que sospecha que puede ser el origen del conflicto. 

"De ti no he dicho nada malo, he hablado de tu padre y eso te ha dolido y servido para romper la relación". 

El tertuliano le reprocha a Flores que no tuviese la misma reacción cuando atacaba a Rocío Carrasco y la llamaba mala madre. Algo, que considera injusto.

"Entiendo que estás manipulada", sentenciaba. Mientras que, por su parte, su ya examiga no dudaba en asegurar que a Avilés no lo quería ni regalado.

Y, tras esta guerra interminable de reproches, en la que la cosa ha ido cada vez a peor entre ellos, su tenso cara a cara no se ha hecho de esperar.

A pesar de que ambos estuvieron muy unidos durante su paso por Supervivientes, parece que ya nada queda de aquella bonita amistad. Eso sí, Avilés considera que todavía tienen cuentas pendientes, y por eso se desplazaba hasta Málaga con un único objetivo: encontrar a Rocío Flores.

Lamentablemente, de nada le ha servido, ya que tras dar con ella y seguirla durante horas, se ha topado con su total rechazo. La joven se ha mostrado más que tajante con él y se lo ha dejado my clarito: "No tengo absolutamente nada que hablar contigo".