Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

Rocío Carrasco deja al descubierto los secretos de la adopción de Gloria Camila y José Fernando

Siempre se ha especulado acerca del cariño que Rociíto le tiene a sus hermanos adoptivos

Siempre se ha especulado acerca de la mala relación entre Rocío Carrasco  y sus hermanos, Gloria Camila  y José Fernando, con los que no tiene relación desde hace años. De hecho, se ha hablado muchísmo sobre este tema, llegando a insinuar que Rociíto jamás quiso a sus hermanos adoptivos, sino que se vio obligada a tolerar la decisión de su madre.

Sin embargo, una vez más, Carrasco ha desmentido cualquier tipo de acusación, alegando que desde el primer momento fue muy feliz con la llegada de los niños, quienes colmaron de felicidad a Rocío Jurado y Ortega Cano

«Yo estaba feliz por mi madre, estaba encantada con los niños. Mi madre ya se había realizado en ese sentido, pero José no, por lo que me hizo mucha ilusión por ellos». 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Según ha contado Rocío, al parecer su madre quiso cumplir el sueño de Ortega Cano de convertirse en padre mediante esa adopción, ya que él no había tenido la oportunidad de disfrutar de esa experiencia. Y, de lo que no cabe duda, es de que los pequeños colmaron de felicidad al matrimonio.

Sin embargo, la sombra de la duda siempre ha sobrevolado a Rociíto. Y es que se ha llegado a decir que tenía miedo de que sus hermanos le quitaran parte de la herencia. Pero, las declaraciones que acaba de hacer, desechan por completo estos rumores.

Al parecer, Rocío es la tutora legal tanto de Gloria Camila como de José Fernando, y para la adopción, firmó un documento en el que aceptaba hacerse cargo de los niños si a los padres les pasaba algo. 

Así, todavía no se explica qué pudo pasar en el núcleo familiar para que Rociíto se haya desentendido por completo de ellos, sobre todo a raíz de la muerte de su madre, Rocío Jurado. Ahí el tema de la herencia cobra más fuerza todavía, ya que el distanciamiento llega de forma paulatina, tal y como contó Gloria Camila durante su paso por  'Volverte a ver'.

«Dejó de llamar, cada vez sabía menos de ella... Y así. Yo llamaba para ver como estaban mis sobrinos, y me decían que ya estaban dormidos a las ocho de la tarde. No sé, cosas raras», le revelaba la joven a Carlos Sobera, presentador del programa. 

A día de hoy, parece que Gloria ya se ha dado por vencida y no espera nada de su hermana. De hecho, se ha negado a pronunciarse sobre el documental. «Hubiese tenido esa conversación hace tiempo, pero he rehecho mi vida, estoy con mi padre, con mis hermanos, y tampoco lo busco. No espero ese día, porque tampoco me va a aportar nada».

Según afirmaba Ana María Aldón, pareja de Ortega Cano, en 'Viva la vida', Gloria permanece completamente indiferente al testimonio de su hermana, ya que tiene muy claro que por su parte ha hecho todo lo posible por acercar posturas durante un tiempo. 

Y, parece que su padre comparte esa opinión, aunque se ha mostrado bastante afectado por comentarios como el de «mi madre se equivocó al casarse con Ortega Cano». El diestro habría decidido por ese motivo, además de por su salud, no ver ningún capítulo de la docuserie.

Y es que a Ortega Cano le afecta mucho la gran presión mediática que hay ahora mismo sobre su familia, ya que quiera o no se encuentra en la encrucijada de tener que posicionarse en un bando. Algo, bastante complicado debido al cariño que le tiene a Rocío Carrasco, pero también a Antonio David, cuyo papel como padre asegura que no puede poner en duda. 

«A Rocío Carrasco la quería, pero ya no», eran las demoledoras palabras que pronunciaba el diestro sobre la hija de la que fuese su mujer y que resume a la perfección lo deteriorada que está su relación.