Mahi Masegosa con una peluca azul junto a su novio Rafa Moya

El descuido de Rafa lo deja todo al aire en 'La Casa Fuerte'

El novio de Mahi ha protagonizado uno de los momentos más divertidos de la noche

Sin duda, 'La casa fuerte' nos está dando momentos que quedarán para la posteridad, especialmente Mahi y su pareja, Rafa, que no dudan hacer alarde de su naturalidad y espontaneidad en todo lo que va de concurso.

La última locura de la televisiva pareja se vivía el pasado jueves, 3 de diciembre, en un programa que sin duda, dará mucho de que hablar, por lo menos entre la audiencia que se encontraba viendo el programa.

Una noche cargada de sorpresas

Lo cierto, es que la noche vivida el pasado jueves ha sido de lo más intensa. Además del pequeño descuido de Rafa, se han vivido momentos que sin duda serán difíciles de olvidar para al audiencia.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Samira, una de las protagonistas de esta edición, les regalaba a sus compañeros una tarta hecha a base de galletas, aunque eso sí, lejos de causar la gula de sus compañeros, su mala pinta hacía que muchos se negasen prácticamente en rotundo a probarla, excepto Albert.

El que fuera tronista de 'MYHYV', decidía hacer gala de su simpatía y no dudaba en probar la tarta de su compañera: «Yo soy de aceptar todo tipo de postres, dulces, todo lo que se me ofrezca, lo cojo», aseguraba.

Otra que se animaba a comer la tarta era Aurah, pese a asegurar públicamente que no podía beber leche sin lactosa, cuando este era uno de los ingredientes principales de la tarta. En medio de tanta comida, varios concursantes aprovecharon para intentar 'hacerle el lío' al resto, dejando excluida a una Marta que se encontraba fatal por un gran dolor de barriga.

Una vez ya en la prueba, y mientras Marta estaba agonizando de dolor, Mahi y Fara acudían a su búsqueda para comprobar que afectivamente estaba enferma y no era una estrategia para intentar robarles comida a sus compañeros.

Sin embargo, esta actitud no es lo más repulsivo que hemos podido ver por parte de la pareja. Y es que, durante la prueba, Rafa se enfundaba en un atuendo para nada favorecedor, que consistía básicamente en un tanga dorado.

«Se me ven los huevos por un lado», aseguraba ante una Mahi que no podía evitar reírse de su pareja. Consciente de que estaba haciendo el ridículo el concursante no dudaba en lamentarse ante el resto de sus compañeros: «Si me quedaba un poco de dignidad, si mis sobrinos me tenían un poco de respeto, lo he perdido ya».

A pesar de que Rafa no se sentía para nada cómodo con este extraño atuendo, lo cierto es que hubo concursantes que lo alabaron, como ha sido Cristini, que no dudaba en asegurar que le «encantaba».

Tras el desfile de Rafa ante sus compañeros, estos se pusieron a bailar y a saltar. Esto no tendría nada de malo si no fuese porque la audiencia solo estaba pendiente de una cosa: de que los testículos del novio de Mahi no abandonasen el calzoncillo para salir al exterior.

Lo cierto es que no es de extrañar que los testículos de Rafa estuviesen a punto de estallar. Y es que la pareja no había practicado sexo ni una sola vez desde que se iniciase el concurso, ya que Mahi se negaba a que toda su familia viese como se acostaba con su pareja ante las cámaras.

Una situación de lo más preocupante que el programa se encargó de solucionar horas después, aunque eso sí, no a cualquier precio. Y es que el programa le ofrecía la posibilidad de mantener sexo sin cámaras si renunciaban a 1.000 de los 14.000 euros que llevaban acumulados más la caridad de sus compañeros que donaban 1.500 euros entre todos.