Carmen Borrego y Terelu Campos sentadas en plató

Terelu Campos se harta: su plan para hundir definitivamente a Carmen Borrego

Terelu Campos ya está harta de las broncas familiares televisadas. Su plan para desbancar a su hermana Carmen ya ha empezado a ejecutarse

Terelu Campos ha visto, de un tiempo para acá, como su prestigio profesional labrado tras su madre, María Teresa Campos, se ha ensombrecido.

Terelu lleva años vinculada a Telecinco y ha sido una víctima más de la deriva de la cadena. Ganando un dineral, eso sí. Terelu siempre ha presumido de ser una gran periodista y comunicadora y de estar por encima de según qué polémicas. 

Cuidaba al máximo sus apariciones y que se sentía más cómoda en la portada de ¡Hola!, que en según qué cosas en televisión. Eso cambia en el momento en que entra a formar parte del elenco de Sálvame. Allí es una más y tras su marcha, un 'objetivo' a criticar día sí y día también.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Todo empeora cuando entra en juego su hermana Carmen, que pasa también a ser personaje público. Si le sumamos que Alejandra Rubio, la hija de Terelu, también tiene como objetivo vivir de la televisión al precio que sea y que María Teresa Campos pasa por un mal momento, ya tenemos la tormenta perfecta.

Los frentes abiertos de Terelu Campos en Telecinco

Ahora mismo, Terelu sigue en el candelero básicamente por tres motivos, a cuál peor:

- La enemistad con su hermana Carmen: retransmitida casi al minuto en los programas de Telecinco.

- Responder en Viva la vida a las airadas críticas que le propician semana tras semana en Sálvame

- 'Pasar el parte' semanal de lo mal que está su madre, María Teresa Campos. Esencialmente deprimida, sola y debatiéndose entre el amor y el odio a Edmundo Arrocet, a los ochenta años.

Vamos que a Terelu, las miserias personales y familiares le son mucho más rentables, que su 'profesionalidad' televisiva en espacios menos polémicos.

Está en un bucle del que es difícil salir: lo que pasa en su casa y en su familia, automáticamente se dirime en los platós. A gritos, con todo el mundo opinando y lo más importante, con su hermana Carmen echando leña al fuego.

Terelu ha empezado a desmarcarse de Telecinco y de su familia

Terelu no quiere seguir por este camino y ya ha empezado a dar los primeros pasos en otras direcciones. Ahora mismo no puede dejar Telecinco, ya que económicamente no se lo puede permitir.

Su objetivo sería, a medio plazo, pasar a un segundo plano, aunque fuera temporalmente con un doble objetivo. En primer lugar salir ella misma del foco televisiva.

Así, los esfuerzos se centrarían en acabar de lanzar la carrera televisiva de su hija Alejandra.

El segundo (y principal) objetivo es el de dejar sin argumentos a su hermana Carmen.

Carmen Borrego sorprendía hace unas semanas abandonando Viva la vida y fichando por Sálvame. Así abría ya sin disimular batalla contra su hermana, alineándose con Kiko Hernández y compañía y distanciándose definitivamente de Terelu.

Si Terelu deja Telecinco y rebaja perfil público como personaje, Carmen deja de tener argumentos para seguir en el candelero, ya que más allá de hablar de su familia, poco interés tiene para la audiencia.

Masterchef y Antena3, posibles alternativas

Para ello, Terelu no lo ha pensado ni un segundo y se ha sumado al grupo de concursantes de Masterchef. Allí sí se la ve cómoda. Entre fogones y risas, sin sentirse cuestionada, ni con la sombra de los dramas familiares siempre tras ella.

Terelu quiere eso. Programas blancos, concursos, espacios en los que pueda lucirse, demostrar sus habilidades, humor y don de gentes. Y en Telecinco no existen ya estos espacios. Aquello es un mercado turco en el que gana quien más carne ofrezca para vender.

La hija de María Teresa Campos se deja querer por otras cadenas. Lo que más le gustaría es un contrato en TVE o incluso en A3, donde ya estuvo en Mask Singer. En estas cadenas se le paga lo suficientemente bien como para que diera el salto, pero hay un inconveniente: la continuidad.

En Telecinco depende de ella estar día sí y día también facturando. Estas otras cadenas tienen programas con un principio y un final.

Si además de encontrar algún proyecto que le permitiera salir de Telecinco, pudieran dar  a su madre el último programa que suplica al mundo para jubilarse tranquilamente, Terelu conseguiría el combo perfecto.

Entre eso y con algunas exclusivas puntuales en las revistas (preferiblemente en ¡Hola!, que en en Lecturas) Terelu se vería capaz de recuperar este 'prestigio' profesional del que presume.

Por ahora, le toca seguir batallando semanalmente contra las miserias familiares y personales que envuelven al personaje televisivo que, muy a su pesar, se ha creado.