Rocío Carrasco delante de un micrófono durante un acto promocional

La operaciones estéticas de Rocío Carrasco: resultado de la obsesión de Antonio David con el físico

'Se operó el pecho y las piernas para que Antonio David no la humillara'

Por si teníamos pocos testimonios al respecto, ahora se ha sumado el de Tony Rodríguez, el hombre de confianza de Rocío Carrasco y encargado de su seguridad durante varios años, vivió de cerca alguno de los momentos más dramáticos de la pareja. 

Fue contratado por Antonio David, y estaba 24 horas pendiente de cualquier cosa que pudiesen necesitar. De hecho, estuvo al lado de Rociíto durante su ingreso tras el accidente de moto que casi le cuesta la vida en Mataró o cuando se realizó su primera intervención estética.

Aunque, quizás lo que nadie sepa, es que esos retoques que se realizó Carrasco, fueron como resultado de una autoestima completamente destrozada tras los comentarios despectivos que le hacía Antonio David al respecto de su físico.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Así lo relata Tony Rodríguez durante su primera entrevista concedida en 26 años. Al igual que la protagonista del momento, ha esperado demasiado tiempo para romper su silencio, pero lo que ha contado no deja indiferente a nadie. 

«Rocío vivió en mi casa una temporada a raíz de de una operación estética de Rocío. Ingresó en la Clínica Dexeus de Barcelona para hacerse una liposucción y una operación de pecho. Lo hizo por los comentarios despectivos que le hacía David sobre su físico», ha detallado.

«Ella quería contentarle, su deseo era agradar a la persona que tenía al lado. Pero, realmente, a David le daba igual lo que hiciera, se operara o no. Después de la intervención estuvo cuatro días ingresada y yo estuve todo el tiempo con ella. David venía de vez en cuando. Había mucha prensa y Rocío no quería que nadie se enterara de lo que había hecho».

Por lo visto, en parte Rociíto se sentía avergonzada por haber dado ese paso, aunque fuese para sentirse mejor consigo misma. «Salir del hospital fue una locura, tuve que meterla en la parte de atrás del coche para que no la vieran. Luego me la llevé a mi casa y allí estuvo 15 días, él también en ese período conmigo. Rocío tenía las piernas negras, no podía ni caminar».

El guardía de seguridad, no ha dudado en corroborar también el doloroso relato de Rocío Carrasco, y afirma haber presenciado alguna de esas agresiones que sufrió por parte de su expareja. De hecho, califica su relación como un auténtico 'desastre'.

«Aquella relación era un desastre. Discutían mucho, él la insultaba. Estaba obsesionado con el físico. Siempre le decía a Rocío que estaba gorda 'mira cómo te estás poniendo', le repetía. Si ella ya tenía muchas inseguridades, con esos comentarios la machacaba. A eso, súmale que no era cariñoso con ella», las mismas palabras que pronunciaba la hija de 'la más grande' en los primeros capítulos de su documental.

«David solo se mostraba cariñoso cuando había periodistas y fotógrafos alrededor, algo que no ocurría de puertas para dentro. A él le gustaba ir a su aire, pasaba mucho tiempo fuera, y cuando volvía cabreado del trabajo lo pagaba con Rocío. Cuando llegó el tema de la multa, la situación se agravó más. El trato iba a peor».

De hecho, Tony asegura que fueron muchas las ocasiones en las que 'su jefa' se desahogaba con él y su mujer. «Amistades no tenía, con quien más compartía era con nosotros, conmigo y con la que entonces era mi pareja, Dolores».

«A veces me decía que no podía más y yo le respondía que veía cosas que no me parecían correctas. Ella lloraba y no actuaba. Aguantaba, creo que le tenía miedo. Se contenía por si decía algo y a él le sentaba mal. Su respuesta siempre era que es que le quería mucho, pero nada más».