Marina e Isaac de La Isla de las Tentaciones 3

Marina e Isaac ya no se esconden: Las sábanas se mueven y no es por el viento

Parece que para Marina, su novio Jesús ya es pasado y sus ojos solo pueden ver a Lobo

Des del primer día pudimos ver que  Marina se convertiría en una de las grandes protagonistas de la edición. Si bien es cierto que en la primera gala no pasó nada, una filtración de una de las cámaras del programa nos hicieron ver que entre ella y el tentador Isaac había una química muy especial y que como ella mismo decía, durante el día era un ángel y por la noche se portaba mal.

Se podrán decir muchas cosas sobre ella, pero a sincera no la gana nadie. Sus intenciones se convirtieron en realidad y las imágenes y que fueron retiradas rápidamente de las redes, demostraban que entre ella y su tentador ya había pasado prácticamente de todo. Una actitud que hoy mismo hemos podido ver ya a cámara abierta, con unas escenas muy calientes y que han compartido tanto en la piscina, como en la cama de ella.

Isaac se atrevía a pedirle a la joven que lo invitase a dormir a su cama, una solicitud que no tardaba a aceptar Marina, aunque no sabemos si de manera inocente, se atrevía a remarcar que solamente era para dormir y para nada más. Unas intenciones que se desvanecían medida que iban pasando las horas.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tentador y tentada se dejaron llevar en la piscina y los besos se convertían en incontables, juntamente con los abrazos y equilibrios dentro del agua, que se convertían en escenas más que explicitas. Tanto es así, que el propio Jesús  en la hoguera se atrevía a catalogar las imágenes como extraída de la mansión Playboy. Y lo cierto es que no exageraba.

Sin embargo, lo peor aún estaba por llegar. Marina se reiteraba y volvía a invitar a Isaac a su habitación. Los dos se dirigían hacía allí y lo cierto es que la distancia que los separaba en esa cama no se podía contar ni en milímetros. Los dos se abrazaban, se besaban y las sábanas se movían con cierta intensidad cuando creían que las cámaras ya no los grababan.

Lo cierto es que por el momento no hay más imágenes de ellos dos, pero las que hay han sido suficientes como para que Jesús se moleste y descubra la verdadera Marina, una Marina que siempre ha defendido que conoce los límites y que jamás se los ha saltado. Esto, ha contado Jesús que incluso la madre de esta se lo ha dicho en repetidas ocasiones, poniendo las manos en el fuego por su hija. Algo que no sabemos si ahora lo volvería a hacer.

Marina no se arrepiente de nada

En el programa de esta noche hemos podido ver nuevas citas entre tentadas y tentadores, una cita que en el caso de Marina se la ha vuelto a dar a Isaac. En esta la complicidad ha sido la protagonista, del encuentro a primera línea de la playa. Tanto es así que al acabar, el programa le ha dado la oportunidad a Marina de explicarse y esta se ha reafirmado en todo lo que ha ocurrido.

Ha empezado diciendo que si todo esto hubiese ocurrido fuera del programa, seguramente que no se habría lanzado así, pero considera que el formato va de esto y que por lo tanto, su actitud está más que justificada. Marina no se arrepiente y seguro que de aquí a que acabe el programa podremos ver nuevos momentos suyos, acompañada de Isaac y que van más encaminados en dar rienda suela al amor y no a frenarse para recuperar su relación con Jesús.

Recordemos que a la vez y aunque con menor intensidad, también ha empezado a abrirse con Stefany, confesándole que se siente atraído por ella y que se moría de ganas por besarse con ella, algo que ha acabado cumpliendo y protagonizando uno de los grandes momentos de la noche.