Carlos Navarro el Yoyas junto a su expareja Fayna Bethencourt

El cambio de look de Fayna de 'GH', la semana de la condena final a Carlos 'Yoyas'

A la exhabitante de la casa más famosa de Guadalix de la Sierra no le ha temblado la mano a la hora de innovar

Fayna Bethencourt siempre ha sido de lo más atrevida. A la exconcursante de la segunda edición de ‘Gran Hermano’ le gusta modificar su aspecto con frecuencia y más desde que abrió su salón de peluquería propio en Las Palmas.

Con el pelo más largo, con melena midi, de rubia, con el pelo teñido de azul eléctrico, de verde, gris o incluso rosa, así ha lucido su cabello en los últimos meses Fayna Bethencourt. A la que fuese concursante de ‘Gran Hermano 2’ no le importa innovar y ahora lo ha vuelto a hacer y su cambio no ha dejado indiferente a nadie.

La canaria ha apostado por un cambio radical y se ha decidido a raparse la cabeza. «Tuve que hacerlo y me encantó», ha contado la canaria de origen francés en sus redes sociales. Con el pelo muy corto, teñido de rubio platino y media cabeza rapada, Fayna Bethencourt ha sorprendido recientemente a sus 20 mil seguidores en Instagram.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Últimamente me han preguntado mucho que por qué me cambio el pelo de color tan a menudo Y mi respuesta es: ¿Y por qué no?», reflexionaba hace muy poco la exconcursante de la casa más famosa de Guadalix de la Sierra. Y es que está claro que trabajando a diario en un salón de belleza, la tentación de probar con las tijeras es todavía mucho mayor.

La verdad es que la ex de Carlos Navarro, más conocido como ‘El Yoyas’, está encantada con su nuevo corte de pelo. Prueba de ello son sus últimas publicaciones en las que aparece presumiendo de cabello, pero quién sabe cuánto le durará esta vez el cambio. Quizá la canaria aguante unas semanas con él, pero seguro que no es el último antes de que llegue el verano.

Dos mujeres con más cosas en común de las que parece

Lo cierto es que la versión más corta de este peinado recuerda bastante al que luce la mismísima Rocío Carrasco desde hace años. Hace tan solo unas semanas, precisamente, la canaria se posicionaba a favor de la hija de Rocío Jurado, a quien conoció hace años y con la que se siente completamente identificada. Y es que ambas han tenido que vivir experiencias terribles con los padres de sus hijos.

No obstante, en el caso de Fayna Bethencourt, parece que la justicia ha puesto a cada uno en su lugar. En los últimos días se ha dado a conocer que Carlos Navarro ha visto como la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha ratificado la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria de diciembre de 2020.

En esta se le condenaba como autor de siete delitos, seis de ellos consumados en la persona de su exmujer, Fayna Bethencourt, a la que conoció en ‘Gran Hermano 2’; y de sus dos hijos, ambos menores de edad. También hay reconocido un séptimo delito perpetrado contra la nueva pareja de su exmujer.

La sentencia de la Audiencia expone que los hechos han quedado penalmente acreditados a través de la prueba de cargo y señala que el maltrato «ha sido constante» entre los años 2013 y enero de 2018.

Finalmente, ‘El Yoyas’ ha sido así condenado a dos años de cárcel por ser autor de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar. Además, se le ha condenado a cuatro años de prohibición para llevar armas, otros cuatro años más de alejamiento e incomunicación con su exmujer y sus hijos, a los que hay que sumar otros cuatro de privación de la patria potestad.

En cuanto a la condena relacionada con la nueva pareja de Fayna Bethencourt, el rockero Misael, Carlos Navarro deberá pagar 540 euros y se le impone la prohibición de acercarse al amenazado durante seis meses. 

Por último, la resolución obliga también al exconcursante más polémico de 'Gran Hermano 2' a indemnizar a su exmujer con 8.000 euros y a sus dos hijos con 4.000 por los daños causados durante todo este tiempo.