Primer Plano de Antonio David Flores con semblante serio y con bufanda, fondo difuminado

'Antonio David Flores ha mentido sobre la enfermedad de su hijo David'

«Me dijo que su hijo estaba bien rodeado de médicos. Pero en realidad no fue a Málaga porque no le habían dado ningún premio. Habría ido adonde siempre… a ver a Sonsoles», asegura Rocío Carrasco

A raíz del documental emitido en Telecinco sobre la terrible vida de Rocío Carrasco con su ex marido Antonio David Flores, está dando mucho que hablar, tanto que este mismo ya no forma parte de la plantilla de colaboradores de la cadena y a quien, a su vez, se le está poniendo en evidencia como figura paterna.

«Mis hijos y yo somos víctimas de una mente diabólica», explicaba el día del estreno del documental que lleva su nombre y que tiene como fin explicar la otra realidad de los hechos que ha permanecido en segundo plano durante mucho tiempo.

La historia de la expareja suma nuevas informaciones cada domingo y todo apunta a que el ex colaborador ha estado mintiendo durante mucho tiempo al público, ya no solo sobre la relación con Rocío Carrasco, sino también sobre la enfermedad de su hijo en algunos detalles que parecen no compartir las dos versiones.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Vas a malparir a mi hijo»

Estas eran las palabras que, según Rocío Carrasco, pronunció Antonio David Flores en su primer embarazo, ya que ese no fue algo que le alegrase en exceso al futuro papá desde un principio puesto que no estaba previsto. Sin embargo, pronto cambiaría su concepción, «Él estaba loco de contento… No sé si fue el día más feliz de su vida, pero el día que se aseguró el futuro sí», explicaba Rocío Carrasco. El segundo embarazo fue diferente. «No fue como el primero, sí buscábamos a ese niño y él se tomó la noticia súper bien».

En cualquier caso, una época bastante complicada para ella, que vio con sus propios ojos cómo su ex marido le estaba siendo infiel con otra mujer, conocida por Sonsoles, un hecho que él negó tajantemente y le dedicó unas palabras que todavía a día de hoy mucho continúan escuchándolas. «Estás loca, el embarazo te está afectando a la cabeza, las hormonas te están volviendo loca y vas a malparir a mi hijo».

Momentos después ya había decidido que no quería seguir adelante con la relación del padre de su hijo puesto que se había perdido la confianza y el respeto, pero es ahí cuando Rocío aun teniéndolo claro, temió por la vida de su hijo: «Me fui de allí llorando, sentía pinchazos en la barriga. Le dije que me llevara a casa pero me dijo que él se quedaba con ella y que si quería, que me fuera sola. Me dio un ataque de ansiedad, me estaba faltando el respeto como madre porque estaba embarazada de su hijo».

La realidad es que el nacimiento de su ‘pequeño’ David, no fue nada fácil para ella, y así lo afirmó, «El niño nació con problemas y a los 6 días de nacer tuvo que ser ingresado. Tras varios días durmiendo en una silla frente a mi niño, este ser apareció maqueado y dijo que se iba a Málaga porque le iban a dar un premio».

«Me dijo que su hijo estaba bien rodeado de médicos. Pero en realidad no fue a Málaga porque no le habían dado ningún premio. Habría ido adonde siempre… a ver a Sonsoles», comenta.

A día de hoy, la situación parece bien distinta con los testimonios proporcionados por Rocío en el documental, un hecho que habría provocado que la figura ejemplar de Antonio David como padre, se haya podido ver directamente afectada y nada correspondida a lo que él mismo pintaba.

Años antes, en 2017, Flores habló sobre el nacimiento de su hijo y su enfermedad genética en una exclusiva para ‘Lecturas’. Es ahí cuando se otorgó todos los honores posibles al ‘padre del año’, dejando a la altura del betún a Rocío Carrasco, quien decidió no defenderse hasta ahora.

«El doctor me aconsejó que lo cambiara de clínica y me lo llevé al hospital de la Paz sin decir nada a nadie. El momento en la ambulancia fue tremendo. Iba solo, no quería que mis padres se preocuparan», argumentaba.

En el documental, Rocío contestó a estas afirmaciones explicando que «A David, hubo que trasladarlo al hospital. A pesar de todo lo que se ha dicho… lo trasladó mi padre, el padre del niño (Antonio David) y su abuelo. Se lo llevaron al Hospital 12 de octubre a las cinco horas de nacer, no al hospital de La Paz, como se ha dicho».