Sergio, enfermero asesinado en un hospital de Madrid en sábado 6 de marzo de 2021

Fue por una infidelidad. Sergio, el enfermero fallecido en el crimen del hospital

El conductor de ambulancia estaba convencido de que el enfermero se veía a escondidas con su novia

Nada se sabía en un principio de lo que podía haber pasado, pero ahora, algunos medios confirman lo que habría sucedido en el crimen mortal en un hospital de Madrid. El enfermero habría sido asesinado por un conductor de ambulancia después de que este estuviera convencido de que tenía una aventura con su pareja.

Sí, todo habría sido por un motivo pasional. Según ha informado hoy mismo el diario 'El Confidencial', el asesinato se habría producido tras una explosión de violencia del agresor después de varias semanas acumulando ira contra el enfermero.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Al parecer, Gonzalo, el detenido por el crimen y conductor de ambulancias que presta servicios para el hospital de Alcalá de Henares, tenía una relación estable desde hacía unos 4 años. Su pareja es una enfermera de urgencias del mismo centro hospitalario.

Según se ha podido saber, desde hacía un tiempo Gonzalo había comenzado a sospechar que su novia le estaba engañando con otra persona. Había detectado en ella ciertas actitudes que le hicieron sospechar, como ausentarse de casa más de lo normal poniendo la excusa de guardias imprevistas.

Según la versión del agresor, acabó por descubrir la verdad de lo que estaba sucediendo, el cambio en el comportamiento de su pareja se debía a que le estaba siendo infiel, asegura él. Así lo contó a su grupo de amigos y acabó por encarar a su chica con su supuesto descubrimiento.

Ella lo negó todo y aseguró que solo eran imaginaciones suyas, Gonzalo se quedó más tranquilo, pero con el tiempo siguió desconfiando, según publica 'El Confidencial'. Seguía convencido de que le estaba engañando con alguien, y sus sospechas apuntaban a algún compañero de trabajo.

Fue Sergio en quien recayeron todas sus sospechas. Era enfermero en el mismo hospital en el que ambos trabajan y estaba separado, aunque tenía dos hijos. Gonzalo sospechaba de él, aunque no se ha desvelado ningún motivo en concreto, sí que es cierto que tanto Sergio como su pareja coincidían en muchos turnos.

Durante un tiempo, pues, estuvo sospechando de Sergio como la persona con la que su novia le estaba poniendo los cuernos, con el paso de los días su ira fue creciendo más y más y seguía convencido de que ambos se seguían encontrando en secreto.

Así pues, se sabe que ya hace unas semanas Gonzalo encaró a Sergio. Al parecer la conversación fue algo violenta, pues el conductor de ambulancia le acusó de estar encontrándose con su pareja a escondidas y le exigió que dejara a su novia en paz. Sergio, sin embargo, lo habría negado todo, asegurando que no sabía de lo que le estaba hablando.

El desenlace fatal tuvo lugar este sábado, cuando Gonzalo no pudo más y se presentó en el hospital para acabar con la vida de Sergio. Eran poco más de las 14 horas del mediodía cuando todo sucedió, el agresor cogió su uniforme de trabajo y un cuchillo y se plantó en el hospital para encararse con Sergio.

A nadie le pareció sospechoso, pues, aunque no estaba en su turno de trabajo, como acudió con su uniforme, nadie se dio cuenta. Así pues, fue directo a buscar al enfermero, al que encontró en la sala de descanso de los enfermeros. Fue allí donde se produjo la agresión.

Gonzalo sacó el cuchillo y agredió a Sergio varias veces con él, en el cuerpo y en la cara, se lo clavó sin dejar que se defendiera. Para cuando alguno de los otros sanitarios del hospital se dieron cuenta ya era muy tarde, Sergio tenía graves heridas.

Lo que si se pudo hacer fue atrapar al agresor a tiempo. Según se ha podido saber, al escuchar los primeros gritos de socorro de las personas que se encontraron con la escena por primera vez, dos agentes de policía que se encontraban en el centro custodiando a un detenido en urgencias, acudieron corriendo al lugar. Fue entonces cuando pillaron al agresor, que huía corriendo del lugar.

Por suerte, los agentes lograron reaccionar a tiempo, cogiendo y esposando al sospechoso. Tras ello fue detenido por el homicidio de Sergio que, como decimos, no pudo sobrevivir a la grave agresión.