Fotografía de Marta del Castillo

El juez reabre el caso Marta del Castillo con nuevas pistas para encontrar el cuerpo

Nuevas esperanzas para la familia de la joven sevillana asesinada

Inesperado giro en el caso de Marta del Castillo. El juez que lleva actualmente la investigación ha decidido que el caso de la muerte y desaparición de la joven sevillana  no está cerrado y ha considerado oportuno reabrir el caso. Todo después de la documentación nueva que aportaron los padres de la víctima, que recordamos fue vista por última vez en enero de 2009.

La decisión ha sido tomada por el juzgado de instrucción número cuatro de la ciudad andaluz. Este ha pedido oficialmente  a la Policía Nacional que abra las correspondientes diligencias para confirmar la veracidad de estas nuevas informaciones. Estos documentos darían fiabilidad y consistencia a la última de las versiones ofrecidas por el único acusado del asesinato, Miguel Carcaño, que se encuentra actualmente en prisión. Hay que recordar que en ella implica directamente a su hermano

Nuevas esperanzas para la familia de Marta

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Se abre así una nueva esperanza para que está nueva información pueda llevar a la localización del cuerpo de Marta del Castillo. Hay que recordar que hace años que se ha intentado encontrar su cuerpo sin éxito. Han sido  numerosas las operaciones de búsqueda en tierra y también en el río Guadalquivir que se han hecho sin que hayan dado los resultados esperados. 

Esos documentos demostrarían una falsedad y una estafa presuntamente cometida por Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño y que fue absuelto en el juicio celebrado en la Audiencia de Sevilla de encubrimiento y amenazas. Aunque ahora se abre la posibilidad de implicarlo en el asesinato

Carcaño explicó en su séptima versión de los hechos que Marta se puso en medio de una pelea familiar por motivos económicos entre él y su hermano. Este hecho les podría haber llevado supuestamente a los dos a la cárcel. La joven se habría puesto de parte y habría intentado defender al que entonces era su amigo,  Miguel Carcaño.

Habrá que ver si este hecho permite que realmente haya un nuevo juicio por el caso de Marta del Castillo. Realmente parece que las opciones son escasas al ya existir una sentencia firme en la que el hermano de Carcaño fue absuelto. 

Antonio del Castillo habló directamente con Carcaño 

Esta nueva oportunidad para esclarecer el caso de Marta del Castillo se debe al esfuerzo incansable de la familia de la joven sevillana para saber toda la verdad. El propio padre de Marta, Antonio del Castillo, consiguió por fin que Miguel Carcaño aportará un poco más de luz al caso en 2017. 

Fue entonces cuando Antonio del Castillo cuando se entrevistó con el presunto asesino de su hija en la prisión de Herrera de la Mancha, donde cumple su condena. Concretamente, fue el 24 de febrero cuando en una conversación le sugirió que «mirase los papeles de la hipoteca» del piso de la calle León XII, donde habría pasado sus últimas horas Marta y donde podrían haber acabado con su vida. 

Entre estos papeles se encontrarían una serie de documentos como «nóminas, la vida laboral o declaraciones de la renta» que los dos hermanos habrían utilizado para obtener un préstamo de 108.000 euros. Se cree que habrían cometido «un fraude de falsificación de documentos» y que «hay más gente metida, personas que reciben dinero». 

Estas pistas fueron rechazadas por otro juez

Curiosamente, otro juez de Instrucción número cuatro de Sevilla, Francisco de Asís Molina, había decidido no hacer caso a esta nueva versión de los hechos defendida por Miguel Carcaño. En 2013 decidió archivar la causa, después de una investigación policial, al considerarla «inverosímil, fantasiosa, inconsistente, ilógica e increíble». 

En ese momento afirmó que la decisión policial de abrir esa línia de investigación fue una clara «extralimitación». Y es que no quiso dar veracidad a Carcaño ante su incredibilidad «notoria y grosera».