ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Dos agentes de la Guardia Civil hablan con un pasajero durante un control de movilidad en Alguazas, Murcia (España)

Un hombre acaba con la vida de una joven de 20 en España: 'Se les fue de las manos'

Los dos y otra chica; ambos detenidos, habían mantenido relaciones en su 'particular' fiesta

Lo que en principio era un servicio de los equipos médicos de urgencia de Castilla y León ante un aviso por una mujer que se estaba asfixiando, acabó convirtiéndose en un crimen tras un encuentro sexual que acabó saliendo de la peor manera posible. Y es que se habría confirmado que una joven de 20 años que fue encontrada sin vida el pasado miércoles en un chalé de la localidad leonesa de Cembranos, a unos 14 kilómetros de la capital de provincia, habría sido asesinada por un hombre de 55 años, que fue quién dio el aviso y que ya se encuentra detenido, junto a otra joven de 21. 

Los sanitarios habían acudido al lugar después de recibir una llamada sobre las diez de la noche donde se les requería por un posible caso de asfixia sin dar muchos más detalles. Pero finalmente lo que se encontraron allí, no tenía nada que ver con lo que se podrían esperar. La joven ya se encontraba sin vida una vez llegaron los efectivos sanitarios, que a su vez observaron como en la vivienda había claras señales de que se había producido algún tipo de situación violenta. 

Un juego o ritual sexual que salió mal

Y es que en el cuerpo de la fallecida encontraron varias señales que demostraban que habría sido golpeada. Además, de que buena parte del mobiliario estaba descolocado y desordenado. Finalmente, todo parecía indicar que la joven había sido estrangulada con tanta fuerza que había acabado falleciendo. 

Es por eso motivo que se acabó dando parte de manera inmediata a la Guardia Civil, que se personó en el lugar de los hechos. Allí tomaron declaración al hombre, que confirmaba que la víctima se trataría de una prostituta a quién habrían llevado a participar en su particular 'fiesta blanca', explica 'LeónNoticias', en la que se habría mezclado un intenso ritual sexual con el consumo de drogas.

La otra joven fue encontrada en un armario

En sus primeras indagaciones, los agentes de la Guardia Civil no habrían encontrado ningún rastro de sangre, por lo que se trabaja con la hipótesis que la mujer fue víctima de un juego sexual que salió mal. La fiesta se les fue de las manos», explicaban los diferentes miembros de los cuerpos de seguridad según el medio citado. 

Aunque, en un principio, todo hacía parecer que se trataba de un encuentro sexual entre el hombre y esta joven, los agentes todavía se encontrarían con una sorpresa. En uno de los armarios de la vivienda unifamiliar, se encontró a otra mujer, de 21 años y latinoamericana como la víctima, con algunas manchas de sangre. Los dos fueron detenidos de manera inmediata y llevados a las dependencias policiales, a la espera de ser puestos a disposición judicial. 

La idea con la que trabajan los investigadores es que el detenido habría conocido tanto a la víctima como a la otra joven detenida en clubes de alterne de la zona. Este habría iniciado una relación con la fallecida, aunque se trata de averiguar cual fue el papel en los hechos de la segunda de las mujeres. 

El cuerpo de la víctima fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de León para que se le practicará la correspondiente autopsia. El caso recayó en el Juzgado de Instrucción número 2 de León, que en funciones de guardia, decretó el ingreso en prisión de los dos detenidos. En principio, están siendo investigados por un homicidio doloso, viendo las claras señales de violencia y criminalidad que presentaba la víctima. Eso sí, la subdelegación del Gobierno confirma que, a falta de que se esclarezcan todas las líneas de investigación, se descarta un posible caso de violencia de género.