Imagen interior del Centro Comercial El Ferial de Parla

Alarma en un centro comercial de Madrid: Dos ataques con substancias tóxicas en una semana

Se desconocen los motivos del ataque

Preocupación en un centro comercial de la localidad madrileña de Parla después que se hayan producido en los últimos días dos ataques con alguna substancia tóxica. Según explica el diario 'ABC', son ya dos los establecimientos de 'El Ferial' que han vivido circunstancias similares. 

El primero de ellos tuvo lugar el pasado miércoles. Fue entonces un grupo de personas echó una substancia química dentro de la tienda Espaço Casa cerca de la hora del cierre. Varios trabajadores se vieron afectados al inhalar el vapor de forma leve. Una mujer tuvo que ser atendida por el Summa-112 aunque no tuvo que ser trasladada al hospital. 

Ahora se ha repetido una circunstancia similar en uno de los locales de restauración del recinto. Concretamente, este segundo ataque ha tenido lugar este martes sobre las 21:30 horas en la pizzería Pommodoro. 

Allí se encontraban cinco trabajadores además de una decena de clientes. De repente, alguno de ellos empezó a sentir un picor en la garganta, así que rápidamente se desalojó el local y se alertó a emergencias. Fuentes del 112 confirman la recepción del aviso y que no fue necesaria el envío de una ambulancia, ya que se informó que «nadie necesitaba de asistencia sanitaria». 

Una de las empleadas confirma que junto a sus dos compañeros y sus dos jefes había «tres mesas de dos personas, más algún cliente que pedía en la barra». Un matrimonio, que iba con una niña de 3 años, parece que fue el primero en darse cuenta de la situación: «el padre se dio cuenta y le dijo a la mujer 'vámonos, que aquí han echado algo'». 

Esta trabajadora confirma que tuvo un picor de ojos, nariz y garganta que «no se pasaba ni bebiendo agua». No fue así en la tienda de decoración, donde ninguno de los afectados tuvo irritación en los ojos. 

Los hechos ya están en manos de la Policía Local y de la Policía Nacional que han abierto una investigación para dar con los autores. De momento, se están revisando las cámaras de seguridad situadas en la parte exterior de la pizzería por si pudieron ayudar a identificarlos y posteriormente localizarlos.