Coche de policía en la calle con agente al frente de pie. De fondo, pocas personas andando

Abandona a su hijo de 2 en España bajo la lluvia en un patio de luces

Los vecinos dieron la alerta a la policía local de Elche, en Alicante, al escuchar los llantos del menor durante una hora

Detenida una mujer en Elche, Alicante, tras dejar a su hijo encerrado en el patio de luces debajo de una sombrilla. Los agentes de la policía acudieron al lugar al recibir el aviso de un vecino, y al llegar encontraron en el patio de luces a un menor solo, mojado por la lluvia y sus orines. La madre fue detenida como presunta autora de un delito de abandono de menor

La policía recibió el aviso el pasado viernes a las 12 del mediodía. Un vecino se comunicó con los agentes porque hacía una hora que escuchaba el llanto de un niño de corta edad, lo que llamó su atención al sospechar que algo raro estaba pasando.

Una unidad de la Policía Local de Elche se trasladó al lugar, donde se dieron cuenta que los llantos procedían de un patio de luces. Gracias a la colaboración de una vecina y con la ayuda de una escalera accedieron al lugar.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Allí descubrieron un niño de unos dos o tres años en pijama bajo una sombrilla de playa y sobre una colchoneta para mascotas. Además, el pequeño estaba mojado por la reciente lluvia y su propia orina.  

Los agentes cuentan que el niño estaba «claramente nervioso y tembloroso» por el frío, así que uno de ellos accedió al patio para socorrerlo. El niño es tan pequeño que no ha podido explicar cómo había llegado allí ni cómo había quedado encerrado. Un policía lo sacó del lugar para que pudiera ser atendido correctamente por una persona de la familia.

Entonces el agente intentó acceder desde el patio a la vivienda con la intención de esclarecer lo sucedido y para descartar que hubiera una situación de riesgo para terceras personas. Sin embargo, tanto la puerta de acceso como las ventanas estaban cerradas.

El agente pudo ver a través de la ventana a un chico de 17 años durmiendo. Tras conseguir despertarlo, el joven le reveló que desconocía el paradero de su madre y que su padre estaba trabajando. También reconoció no haberse dado cuenta de que su hermano estaba en el patio de luces, ni pudo explicar cómo había llegado allí.

Sin embargo, el agente descubrió que la puerta de acceso al patio de luces estaba atrancada con muebles y las ventanas cerradas desde el interior. La dotación policial inició las gestiones para localizar a los padres de los menores, momento en el que apareció en la vivienda la madre con otro de sus hijos.

La mujer se mostró sorprendida. Explicó a los agentes que había ido al dentista con su hijo y que desconocía qué había pasado. Los agentes encontraron suficientes indicios para detenerla por un delito de abandono de menores.  

Trasladado a un centro

El niño fue trasladado a un centro de salud para ser sometido a un análisis médico. Tras las pruebas realizadas, el facultativo determinó que se encontraba en buen estado. El niño fue trasladado al Hogar Provincial por una dotación de la Unidad de Menores y Personas Vulnerables (UMEV) y sus hermanos quedaron a cargo de los abuelos.

La madre tendrá que explicar ahora lo sucedido y por qué el menor se encontraba solo en una situación de vulnerabilidad evidente. El código penal recoge el delito por abandono de un menor o incapaz cuando los padres, tutores o guardadores legales dejan a estos a suerte desprovistos de la protección que la persona encargada está obligada a brindarles.