Hacienda tiene previsto subir el IVA de 2 productos muy concretos

El Gobierno se encuentra en pleno proceso de negociación de la subida del IVA y del IRPF

Reunión de negociación de los Presupuestos 2021 entre María Jesús Montero y Nacho Álvarez
María Jesús Montero y Nacho Álvarez son los encargados de negociar los presupuestos del 2021 | Secretaría de Estado de Comunicación

Los Presupuestos de 2021 se encuentran en plena negociación pero hay un punto encallado que va a dar muchos dolores de cabeza a los socios del Gobierno: la subida del IVA.

La subida del IRPF a las rentas más altas es una de las medidas que figura en la reforma fiscal que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron en su pacto de coalición y quizá la única que se salve en unos Presupuestos de 2021, y punto de ser ya una realidad, Montero y Unidas Podemos están negociando ahora si el aumento del IRPF afectará a las rentas por encima de 130.000 euros anuales o si la línea se pondrá por encima de 150.000. Una subida que solo afectaría al 0,5 % de los contribuyentes.

Subida del IVA a sanidad y educación privada

La subida del IVA, sin embargo, está siendo más discutida. Montero quiere subir al 21 % el IVA de los servicios sanitarios y de la educación privada, que ahora mismo tributan al 2 %. Esta medida ya empieza a tener sus detractores tanto dentro de la coalición del gobierno como en el sector, pues se gravaría al 21 % actividades tan esenciales como los servicios de podólogos, fisioterapeutas, odontólogos, logopedas o educadores.

Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, ya ha advertido de que esta subida «Aumentará el gasto público, la economía sumergida y ahogará a muchos autónomos. No son momentos de subir impuestos ni de gravar con IVA actividades que hasta ahora estaban exentas, ni podemos prescindir de ningún profesional en el ámbito de la salud en medio de una pandemia», ha expresado.

La idea también tiene detractores dentro de la coalición de Unidas Podemos, quienes consideran que podría terminar afectando a la sanidad y la educación públicas. Por ejemplo, un encarecimiento de las pruebas médicas en clínicas privadas podría provocar una saturación aún mayor en la sanidad pública, ya de por sí estresada a causa de la pandemia.

De la misma manera, academias de enseñanza y colegios privados han denunciado eta subida del IVA, que aseguran que podría llegar a suponer la desaparición del sector.


Comentarios

envía el comentario