Primer plano de Toñi Moreno sonriente con fondo de naturaleza

Toñi Moreno se quiere operar los pechos y cuenta por qué

La presentadora gaditana se ha sincerado al máximo sobre cómo está siendo su primer año como madre.

Toñi Moreno dio a luz a su hija Lola a los 46 años. No cabe duda de que la pequeña llegó como un haz de luz a la vida de la presentadora. Tanto es así, que en innumerables ocasiones ha presumido de la felicidad que conlleva ser madre soltera.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

En esta última ocasión, la gaditana ha aprovechado para hacer su experiencia pública y desvelar algún detalle más. Lo ha hecho de la mano de Elena López, conocida como Mamá Soltera en Instagram. Ambas han tenido una charla sobre maternidad de lo más entretenida y dinámica.

No todo es color de rosa para las madres solteras. Según confiesa la propia Toñi, “la maternidad es más dura de lo que yo pensaba, me he sentido a veces muy sola”.

Y es que como madre primeriza, para la expresentadora de Mujeres, Hombres y Viceversa separarse de su hija es de lo más doloroso. “Hay días en los que necesito que me toque un Euromillón porque me parte el alma separarme de ella. Otros, en los que trabajaría gratis”, expresaba.

No obstante, la comunicadora achaca a la dieta equilibrada y al ejercicio como principales “culpables” de su recuperación. Y ahora más que nunca se muestra encantada de su nueva forma de vivir.

Al haber creado una familia monoparental se suma su edad. Algo por lo que “se arrepiente de haber esperado tanto para ser madre”. Aún así, no es algo que la presentadora eligiera, ya que ella afirma no haber decidido ser madre soltera: “Tenía 46 años y el tren se iba”, explica.

También han abarcado el tema de la depresión postparto, algo de lo que nadie habla y está muy presente. “Cuando nace la niña todo el mundo te mira y te dice, ¿pero de qué te quejas? ¿Por qué lloras sin parar?.

Aunque nadie lograba comprenderla, Toñi sabía que no estaba bien emocionalmente y decidió no dar el pecho a Lola.

Toñi Moreno, a favor del cambio

Por si fuera poco, otro de los grandes cambios por los que ha pasado la de Cádiz es el físico, especialmente el del pecho. Y si de algo ha sido fiel defensora Toñi, es de tener el poder variar lo que no nos gusta de nosotros mismos.

“El cuerpo me ha cambiado absolutamente después de ser madre”, contaba. Es por ello que ya tiene en mente pasar por quirófano a largo plazo para operarse el pecho, que habría perdido la firmeza por la maternidad.

Otro de los momentos más felices para una madre es cuando su hija dice sus primeras palabras. Sorprendentemente, la pequeña Lola lo primero que dijo fue “papá”. Una palabra que no va a significar un tabú para la pequeña familia de Toñi Moreno.

La presentadora ha afirmado que cuando llegue el momento de hablar sobre la figura paterna, lo afrontará “con calma y humor”. “Le diré que no pasa nada, porque hay muchas familias diferentes, y lo importante es que se sienta querida”, resumía.

No es la primera vez que Toñi Moreno habla sin tapujos sobre su maternidad. Hace ya un año que la que fuera presentadora de ‘Viva la vida’ sacó a la luz su libro ‘Madre después de los 40. La verdad del cuento’.

Esta es una obra que se gestó en pleno confinamiento como relato de lo difíciles que fueron sus nueve meses de embarazo.

En su libro, la nacida en El Prat de Llobregat se atreve a contar lo que muchas madres no se atreven o se olvidan. Además, incluye los inconvenientes de parir a una edad ya avanzada.

También aprovecha para explicar su experiencia como paciente de ovodonación, un tratamiento de reproducción asistida en la que los óvulos y el esperma pertenecen a donantes anónimos.