Víctor Sandoval, Kiko Matamoros, Lydia Lozano, Raquel Bollo y otros

'Le temen': Josep Ferré, la peor pesadilla de los colaboradores de 'Sálvame'

El actor ha conseguido sacarnos más de una sonrisa con sus extravagantes imitaciones

Josep Ferré se ha convertido sin comerlo ni beberlo en una estrella más dentro del universo de 'Sálvame'. Hasta tal punto, que los colaboradores del programa ya empiezan a temerle, y es que ninguno escapa de las garras de este gran actor que imita a laperfección los gestos y el comportamiento de personajes tan míticos como Belén Esteban, María Patiño, Lydia Lozano o Kiko Hernández.

Aunque para muchos sea un desconocido, lo cierto es que Josep ha conseguido ganarse el cariño del público y ya ha visitado en más de una ocasión el programa con la intención de de darles a probar de su propia medicina a más de uno de los colaboradores de 'Sálvame'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Quizás lo que muchos no sepan, es que cuenta con una larga y exitosa carrera profesional a sus espaldas. Sus primeros trabajos llegaron de la mano de Telecinco con 'Me dijo Pérez'. Allí, sus personajes se convirtieron en un verdadero icono. 

Pero, el éxito le llegó de la mano de Antena 3, después de que le ofrecieran trabajar en uno de sus programas estrella,  'Homo Zapping', donde destacaba por imitar a los famosos del momento como Jesús Vázquez o Sara Montiel. 

Y terminó de ganarse el cariño del público después de unirse al elenco del programa 'Hablé con ellas', donde revolucionó la pantalla al aparecer representando a Soledad León de Salazar, una mujer elegante y sofisticada que había estudiado magisterio.

«Me casé con un importantísimo financiero con el que tuve tres hijos, y al divorciarme, pedí una cantidad de dinero exacerbada para poder vivir holgadamente el resto de mi vida», señalaba el personaje, quien compartía plató con  Sandra Barneda, Yolanda RamosNatalia Millán o Alba Carrillo

Sin embargo, una de las imitaciones mejor conseguidas del actor es la que hace de  Pilar Eyre, a la que calca a la perfección en todas sus apariciones. De hecho, al público le hizo tanta gracia, que 'Sálvame' decidía ficharle para que empezara a imitar a sus colaboradores y revolviera todavía más si cabe el gallinero.

Así, la primera a la que tocó soportar las bromas de Josep Ferré fue a Lydia Lozano, y lo cierto es que el maquillaje y vestuario estaban tan bien conseguido, que costaba mucho diferenciar al actor de la Lydia real. Incluso el presentador, Jorge Javier Vázquez, aseguraba que le costaba diferenciar a su compañera del actor, puesto que la imitación era perfecta, con risas garantizadas en plató. «¡Bailo el chuminero como ella!» aseguraba. «¡Y también grito como ella!»

Este doble de Lydia se convirtió en lo más comentado del momento, por lo que audiencia pidió más, algo que la dirección de 'Sálvame' no dudaba en cumplir. La siguiente en la lista fue María Patiño, la cual también se tomaba con gran dosis de humor la exagerada imitación que le hacían. Josep Ferré consiguió hacer reir a todos con su defensa de 'Socialité' y sus bailes alocados.

Josep se atreve incluso con pesos pesados como Kiko Hernández, quien siempre se muestra bastante serio durante sus apariciones televisivas. Y, aunque no fue capaz de resistirse a soltar una sonrisa al ver a su doble, totalmente calcado, sí que terminó algo molesto con la imitación. «Vamos a acabar mal esta tarde», señalaba Gema López al ver al panorama, aunque finalmente reinaba el buen rollo y la diversión.

Otros colaboradores que han pasado por sus manos han sido también Miguel Frigenti, el cual no dudaba en alabar su trabajo vía redes sociales. «Eres enorme!! Me sentí súper acompañado el viernes. Fue toda una experiencia», apuntaba Frigenti. 

Ferré llegaba incluso a calcar a la mismísima María Teresa Campos, y es que parece que a este actor no se le escapa nada.

 

Su última y memorable imitación ha sido la de Belén Esteban, aunque seguro que nos quedan muchísimas más por descubrir y con las que deleitarnos.