Kiko Rivera no mascarilla chaqueta gruesa y gorro en la calle plano medio

El apoyo incondicional a Kiko Rivera en sus primeros días de terapia

El DJ y su mujer están atravesando una etapa complicada y quieren ponerle fin cuanto antes

Kiko Rivera está pasando por un momento difícil en su vida. A la cruenta batalla familiar en la que está inmerso desde hace meses con su madre, Isabel Pantoja, ahora el marido de Irene Rosales tiene que sumarle el comienzo de la terapia por sus problemas con las adicciones.

El hijo de Isabel Pantoja quiere hacer frente a sus dificultades con las drogas y para ello se está apoyando en una persona muy especial, la hija de Ángel Cristo, de quien es amigo desde que eran unos niños.

Sofía Cristo lleva siete años limpia y ahora se dedica a ayudar a muchas personas que han caído en el mundo de la drogadicción como le ocurrió a ella. La hija de Bárbara Rey trata de darles las herramientas necesarias para que no vuelvan a caer en este oscuro mundo de las adicciones.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Durante su charla en ‘Twich’ hace unas semanas, Kiko Rivera se comprometió con la DJ para comenzar una terapia en el centro asistencial de Sevilla con el que colabora Sofía Cristo desde hace tiempo.

Para el marido de Irene Rosales su día a día es complicado, sobre todo, desde que explotó toda la polémica con su madre, Isabel Pantoja, y su tío Agustín. A pesar de ello, el DJ quiere ponerle remedio a sus problemas adictivos cuanto antes porque lamentablemente continúan controlando su vida.

Por ello, Sofía Cristo se desplazó el pasado lunes a Sevilla. Y es que la joven no está dispuesta a dejar en la estacada a su gran amigo Kiko Rivera. Lo cierto es que ese día el DJ no acudió al centro, aunque la hija de Bárbara Rey asegura que nunca anunciaron el día y la hora en la que el marido de Irene Rosales estaría allí. 

Además, Sofía Cristo trata de preservar la intimidad de los pacientes y con Kiko Rivera, desde luego, no iba a hacer una excepción.

Con ilusión por volver a ser el de antes

Las redes sociales son muchas veces el reflejo del estado de ánimo de los usuarios. Kiko Rivera posteaba en las últimas horas una imagen de sus sesiones como DJ junto al texto «Qué ganas de volver a ser yo», algo a lo que Sofía Cristo contestaba «Y lo serás bro». Y es que nadie mejor que la hija de Bárbara Rey y Ángel Cristo sabe lo complicado que es el camino para abandonar por completo las drogas y labrarse una nueva vida.

Kiko Rivera se encuentra precisamente en un punto duro de ese sendero. Y es que ha reconocido en más de una ocasión que teme quedarse solo en casa con las niñas por el miedo a recaer, algo que Sofía  Cristo le indicó que es absolutamente normal. No obstante, conforme pase el tiempo y gracias a la terapia aprenderá a hacer frente a este tipo de situación y las superará sin problema.

Ganas de buenas noticias

Su mujer Irene Rosales siempre le ha apoyado y es, junto a Sofía Cristo, uno de los apoyos fundamentales de su marido. La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha luchado mucho por su relación y no está dispuesta a dejar tirado a su marido cuando más la necesita.

Ambos han formado una preciosa familia en los últimos años que se merece que las cosas les vayan bien. Y es que tras la pérdida de los padres de Irene Rosales en el último año y el enfrentamiento mediático en el que está inmerso el clan Pantoja desde el pasado verano, la pareja quiere tener alguna que otra buena noticia.

Ojalá esta buena nueva llegue pronto y dé un respiro a los Rosales-Rivera, que ya tienen ganas de tener un buen motivo por el que sonreír todos los días.