Rocío Flores pensativa en la palapa de 'Supervivientes'

Rocío Flores vuelve a hablar de su futuro embarazo

La concursante de 'Supervivientes' tiene muchas ganas de ser madre

Una de las participantes de 'Supervivientes' que más está dando que hablar es, sin lugar a dudas, Rocío Flores. Y no solo ha conseguido eso por su manera de afrontar el reto de sobrevivir en la isla sino también porque ha hablado mucho de su vida privada, especialmente de su madre (Rocío Carrasco) con la que no tiene relación desde hace años.

Asimismo, la joven tampoco ha obviado el compartir con sus compañeros y, por tanto, con la audiencia sus sueños y anhelos. Buena muestra de eso es que ha hecho público en más de una ocasión que quiere ser madre en breve periodo de tiempo junto a su novio (Manuel). Y precisamente de eso ha hablado estos últimos días en los que ha manifestado: «Quiero serlo pronto, pero también depende de Manuel. Lo quiero tener con él porque lo amo con locura».

Es más, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco ha expuesto que le encantaría que su primer vástago fuera un niño.

Las bromas de Jorge Javier Vázquez

Rocío Flores y Jorge Javier Vázquez durante una gala de 'Supervivientes'. Jueves, 21 de mayo de 2020
Rocío Flores ha estado bromeando al respecto con Jorge Javier Vázquez | ESPAÑADIARIO

Ante tales declaraciones de la joven sobre la maternidad, el presentador del reality (Jorge Javier Vázquez) ha querido bromear al respecto. Así, aludiendo al marido de la madre de aquella que está considerado el responsable del distanciamiento de ambas, le ha preguntado si le llamaría Fidel.

Rocío ha sido muy rápida ante esa cuestión y le ha respondido diciendo: «Que se llame Jorge Javier». Unas palabras que han sacado una sonrisa tanto al citado presentador como a la propia concursante e incluso a la participante Ana María Aldón, la actual esposa del viudo de la abuela de aquella (José Ortega Cano). Esta última no ha dudado en 'meter baza': “Vas a ser el padrino ahora, por listo”.

No obstante, Vázquez rápidamente ha rechazado la propuesta porque, entre bromas, ha expuesto que no quiere ser padrino ni le gusta que le inviten a bodas porque eso supone que tenga pagar dinero. Ante ese comentario, Rocío ha puesto fin a la broma diciendo: «¡Qué soso!».