Rocío Flores

Rocío Flores incumple su promesa y vuelve a pasar por quirófano inesperadamente

Rocío Flores comparte con sus fans su nuevo aspecto

Rocío Flores ha aprovechado sus vacaciones para mimarse a sí misma. A la nieta de La Más Grande le encanta verse bien y no duda en ponerse en manos de profesionales para ello. Desde que dio el salto a la televisión no han sido pocas las veces que ha acudido a centros de estética para hacerse algún que otro retoque.

El más llamativo fue la lipoescultura que se hizo hace un par de meses para lucir cuerpazo este verano. Aunque lo pasó francamente mal con el postoperatorio, Rocío Flores está de lo más orgullosa con el resultado. No obstante, de cara a las vacaciones todavía quiere lucir mejor y ha vuelto a acudir a una clínica estética para mejorar su aspecto físico.

Rocío Flores se opera de nuevo

A sus 25 años Rocío Flores acumula un gran número de intervenciones estéticas. Ya no queda nada de esa Rocío Flores que apareció por primera vez en el plató de GH VIP y ahora luce bien distinta. Su cambio físico ha sido espectacular y, aunque asegura no ser una adicta a las intervenciones estéticas, suma un gran número en su haber.

Rocío Flores posando con rostro serio
Rocío Flores acude a una clínica estética tras su lipoescultura | Instagram: rotrece

Meses después de haberse sometido a la que fue su operación estética más importante, una lipoescultura, la hija de Antonio David ha vuelto a las andadas. Hace unos días sorprendía a sus seguidores con una nueva visita a su centro de estética de confianza.

Aprovechando que se encuentra de vacaciones, Rocío Flores se ha vuelto a poner en manos de profesionales para mejorar su aspecto. Concretamente su rostro. Así las cosas ha optado por  ponerse ácido hialurónico en los labios y eliminar las patas de gallo con pinchazos de bótox en la frente.

Storie de Rocío Flores en la clínica estética
Rocío Flores comparte con sus fans su última intervención estética | Instagram @rotrece

"Me he hecho relleno de labios con ácido hialurónico, vitaminas con ácido con Dermapen y bótox en la frente y patas de gallo", explicaba a sus seguidores. Rocío quiere lucir una piel libre de imperfecciones y de cualquier signo de la edad y no duda en ponerse en manos de expertos.

No es la primera vez que la hija de Rocío confía en el bótox para eliminar las arrugas del rostro. Especialmente las que aparecen en la zona del ceño, frente y patas de gallo. En esta ocasión ha reforzado su efecto para borrar las marcas de expresión además de realzar el volumen de sus labios.

▶️ VÍDEO del día

Rocío Flores, partidaria de los retoques estéticos

Rocío Flores se ha convertido en una habitual de los centros estéticos de su confianza. Nunca ha ocultado sus retoques y aunque asegura no ser una adicta a ellos, no está dispuesta a dejar de hacérselos. Es más, siempre que puede comparte con sus seguidores cada uno de los retoques a los que se somete, presumiendo de resultados.

Sobre todo porque le ayudan a verse bien y a sentirse a gusto consigo misma. Es por ello que apoya firmemente este tipo de intervenciones siempre y cuando sean unas manos profesionales quienes las efectúen.

"Siempre que te pongas en buenas manos y sea una decisión que tomes para sentirte mejor contigo misma, yo lo apoyo", publicaba en Instagram.

Rocío también confesaba a sus seguidores que, pese a los resultados, no siempre resulta agradable este tipo de intervenciones. "Soy súper quejica con las agujas, así que me ha puesto anestesia y no me ha dolido nada", comentaba.

Todavía habrá que esperar unos cuantos días para ver el resultado final, pues sus labios todavía siguen algo inflamados. Sin embargo, los efectos son más que evidentes y la colaboradora de Ana Rosa no puede estar más orgullosa de su nueva imagen.