Julian Muñoz, en una imagen de archivo

Pillada a Julián Muñoz que lo podría devolver a la cárcel

El expolítico no se ha presentado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga

El pasado lunes 3 de noviembre, Julián Muñoz debía presentarse en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga, tal y como había solicitado José Godino, el juez del Caso Malaya. Sin embargo, el expolítico no se personó. 

El ex de Isabel Pantojaapareció hace unos días en el programa 'Huellas de elefante' de Telemadrid para hablar del conflicto del clan Pantoja. Por este motivo, había una gran cantidad de periodistas esperándole en el exterior de la Ciudad de la Justicia. 

Sin embargo, no pudieron preguntarle por sus declaraciones sobre este asunto porque Julián Muñoz no se presentó. Al magistrado que instruyó el Caso Malaya le ha llegado una carta de los abogados del expolítico donde alegan que no podía asistir a la sala «debido a su delicado estado de salud». El exedil entró por videoconferencia.

La realidad de su estado de salud

Aunque desde el entorno del expolítico han hablado en varias ocasiones sobre su delicado estado de salud, él demuestra todo lo contrario: entra y sale cuando quiere, cada día se compra un paquete de tabaco en el estanco de al lado de su casa y desde que le permitieron salir de la cárcel, pese a quedarle 10 años de condena, muestra un aspecto formidable. Además, tal y como acaba de demostrar, intenta alejarse de los «ambientes contaminados» de los juzgados.  

No obstante, el juez de Vigilancia Penitenciaria sigue de cerca los pasos de Julián Muñoz y será quien decida dónde deberá cumplir los 10 años que le quedan por cumplir en la cárcel. 

Por su parte, el expolítico señala que su comportamiento desde que salió de prisión es ejemplar y que son los medios de comunicación los que han hecho creer que ha llevado una vida de excesos. 

La Audiencia Nacional le había otorgado la libertad condicional para que cumpliera el resto de su condena en su domicilio a causa de su deteriorada salud.

Sin embargo, tras una publicación exclusiva de 'El Español' sobre un vídeo en el que se le veía bailando sevillanas de madrugada en el Pub Trafalgar de Calahonda (Cádiz), Julián Muñoz se vio obligado a volver prisión. Asimismo, salieron imágenes suyas en los salones de rayos uva, tumbado en hamacas y en chiringuitos de la playa. 

De esta forma, el Juez de Instituciones penitenciarias lo hizo volver a la cárcel, señalando que sus dolencias no eran tan graves. 

Antes de volver al centro penitenciario, el expolítico mostró su arrepentimiento públicamente. «Voy tirando. Intentando recuperarme de todas las enfermedades irreversibles y graves que no tienen cura. Me he equivocado y me arrepiento». 

Aun así, destacó su comportamiento ejemplar. «En nueve años que llevo en la cárcel no tengo ningún parte. No hay ninguna norma que me haya saltado. A mi parecer, he tenido un comportamiento ejemplar. Asumo mi responsabilidad, pero me cuesta porque esto ha sido un palo». 

Julián Muñoz solicita que le suspendan la pena

El exalcalde de Marbella ha reconocido los delitos de fraude y prevaricación que se le imputaban en relación con varias operaciones urbanísticas en la localidad.

Por este motivo, la Fiscalía Anticorrupción le ha pedido doce meses de prisión y cinco años de inhabilitación por prevención administrativa y urbanística. 

Pese a que José Godino fue nombrando uno a uno a los 12 acusados para comprobar si estaban conformes con la pena y todos respondieron que sí, Julián Muñoz solicitó si se podía hacer algo para que le suspendiera ya la ejecución de la pena. Ante su demanda, el presidente del Tribunal le ha informado que ha de ser su abogado el que presente una petición escrita.