Enrique Ponce paseando de la mano de Ana Soria con las mascarillas puestas

Paso adelante de Enrique Ponce y Ana Soria, que aumentan la familia

La pareja no para de afianzar su relación con pequeños y grandes pasos, pero el de ahora significa todo un compromiso

Enrique Ponce y Ana Soria siguen dando pasos de gigante en su relación. La pareja de enamorados, que recientemente ha cumplido un año desde el inicio de su relación, demuestra una vez más que están dispuestos a unir aún más los lazos entre ellos después de las múltiples muestras de cariño que se dedican habitualmente en redes sociales. Y es que han tomado la decisión de aumentar la familia. Y no, no se trata de un bebé en camino (que nosotros sepamos), sino que han decidido adquirir un perrito. 

Sin duda, es de ese tipo de pasos que da una pareja cuando no quiere tener hijos (de momento), pero quiere compartir su felicidad con su pareja en forma de algo muy tierno y personal, que les una durante muchos años y les dé momentos inolvidables.

Ha sido la joven almeriense Ana Soria la encargada de presentar al nuevo miembro de la familia en redes sociales, mediante dos instantáneas en ‘stories’. Con un «Bienvenido Ney» y un corazón, anunciaba la felicidad que les traía este pequeño perrito que han acogido seguro que con todo su amor. La verdad es que el cachorrito es la mar de mono y ha enamorado en seguida a todos sus seguidores, que se han mostrado encantados con este nuevo miembro en la pareja.

Nueva vivienda, nuevos lazos

Este se convierte en un paso más en la relación de esta curiosa pareja, que podría calificarse como la pareja del año, y que recientemente decidían irse a vivir juntos y estrenar una vivienda en Almería, tierra natal de Ana Soria. Se trata de un ático de lujo de 100 metros cuadrados con vistas al mar en una urbanización con zona comunitaria con piscina, cascada, spa, sala de cine, pista de pádel, gimnasio y jardines.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Además, la joven estudiante de Derecho de 22 años ha decidido trasladar su expediente académico de la Universidad de Granada, a la Universidad de Almería donde sigue con el último curso de sus estudios. Unos pasos en su relación que se han dado a una velocidad de vértigo dado la rapidez en que se sucedieron el anuncio de su noviazgo y el de la consecuente ruptura del matrimonio de dos décadas formado por el torero y Paloma Cuevas.

El torero sigue sin firmar el divorcio

Aunque el divorcio entre la ya expareja se propuso en verano al saltar la relación entre el torero y la joven a la luz, Enrique Ponce a día de hoy, no ha firmado aún los papeles del divorcio. Algo que ha sorprendido y mucho a su entorno, pues de todos es sabido sus ganas de zanjar para siempre su relación con Paloma Cuevas y casarse con su nuevo amor Ana Soria.

Al respecto de esto, y tras muchas semanas sin saber el por qué de tal impedimento, ahora se ha revelado qué podría estar detrás de la negativa del torero a firmar definitivamente el divorcio. Ha sido en la crónica rosa del programa radiofónico ‘La mañana de Federico’, donde la periodista Beatriz Cortázar ha confirmado el por qué de la tardanza, y es que se trataría de una cuestión de dinero en la que no se ponen de acuerdo.

«Me dicen por primera vez que hay que renegociar puntos que él no quiere. Ha costado, pero ya se dice», ha revelado. Por su parte, Federico Jiménez ha añadido: «Hay dinero de por medio y con el dinero se negocia, no se firma. Y más si hay fuera». Parece ser entonces, que el punto problemático no estaría en la custodia de sus hijas, con la que sí estarían de acuerdo (la madre tendrá la custodia de las niñas), sino en un tema económico que hasta ahora no había salido a la luz, pues siempre se había dicho que entre ambos reinaba la buena harmonía y las ganas de no enfrentamiento.