Ana María Aldón, en una imagen de archivo

La salud de la madre de Ana María Aldón moviliza a la familia: 'Me voy con ella'

La diseñadora asegura que viaja a Cádiz 'para estar al lado de mi madre', a punto de ser operada

Ana María Aldón, mujer de Ortega Cano, se encuentra en un difícil momento personal y no solo porque haya pasado hoy por los juzgados, sino por la preocupación que arrastra desde hace tiempo por la salud de su madre. La exsuperviviente se desplazará de forma inminente a Cádiz, tras pasar esta mañana por los juzgados de Madrid debido a un litigio que mantiene con Emilio Salinas. Además, hace poco más de un mes, la diseñadora ya vivió un enorme susto a nivel familiar cuando uno de sus hermanos tuvo un ictus.

Ana María Aldón acudió a primera hora del lunes 30 de noviembre a los juzgados de Plaza Castilla en Madrid, a causa de la demanda interpuesta por Emilio Salinas, el diseñador de los vestidos de novia que se puso en su boda con el torero Ortega Cano.

La mujer de Ortega Cano, muy preocupada por la salud de su madre

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«A mi madre la operan y me voy a Cádiz ahora mismo, eso sí que me importa», explicaba la mujer de Ortega Cano que se la veía con muchas ganas de dejar la capital de España para llegar a la operación a la que se somete su madre. «Se encuentra bien, pero tengo que estar ahora a su lado», decía la exsuperviviente ante la prensa congregada en Plaza de Castilla.

Ana María Aldón, ataviada con una mascarilla brillante y una chaqueta de cuero, relataba el motivo por el que su madre tenía que ser intervenida. «La tienen que operar por tercera vez del ojo y me voy con ella», confesaba la diseñadora tras declarar en los juzgados.

Aldón quita hierro a la citación judicial y confiesa lo que más le inquieta

Aldón y Salinas ya se habían visto las caras en los juzgados el pasado 15 de septiembre, citación judicial en la que el juez condenó a la diseñadora a pagarle 4.800 euros por establecer que la mujer de Ortega Cano incumplió el acuerdo verbal que tenía con él. Ahora, Emilio Salinas vuelve a llevar a Aldón ante la justicia. Las posiciones de ambos eran fijas: Salinas se mostraba de acuerdo mientras que la diseñadora optaba por recurrir la sentencia. Pero, el diseñador ha tomado una decisión clara: presentar una querella contra Ana María Aldón por injurias y vulneración al honor.

Por ello, la exsuperviviente acudía en la mañana del 30 de noviembre a los juzgados de Plaza Castilla, en Madrid, junto a su abogado para prestar declaración previa apertura de las diligencias. Pese a la vuelta a los juzgados, a la salida del juicio Ana María Aldón restaba importancia a la citación y confesó lo que más le quita el sueño en estos momentos: la salud de su madre, que será operada de forma inminente.

¿Por qué ha vuelto a los juzgados Ana María Aldón?

En declaraciones a 'Europa Press', el abogado de la mujer de José Ortega Cano afirmaba que «es una denuncia que en gran parte reproduce los mismos hechos que se ponían en la demanda anterior y aquí venimos a dar las explicaciones pertinentes. Entendemos que no tiene fundamento, tiene base penal de ningún tipo y venimos a cumplimentar el trámite, a declarar y a que el demandante no quiso que Ana María declarase durante el procedimiento y hoy la podrá escuchar su señoría».

Sobre su paso por el juzgado, Ana María contestaba a la agencia de noticias de forma muy calmada. «Lo único que hecho es declarar», afirmaba Aldón sin preocuparse demasiado por esa primera citación. La diseñadora estaba tan relajada a la salida del juzgado que incluso llegaba a bromear sobre esta querella de Emilio Salinas: «No está satisfecho el hombre todavía», ironizaba.