ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Fotografía de Paloma Cuevas toncándose el pelo y con gafas de sol

Paloma Cuevas y su foto sin sujetador que hace temblar a Enrique Ponce

La modelo se muestra muy atrevida tras casi un año de silencio

Fue sin duda una de las noticias bomba del verano de 2020. Nadie se esperaba allá por el principio del mes de julio que Paloma Cuevas y Enrique Ponce iban a poner fin a su relación tras más de 24 años de matrimonio y dos hijas en común. 

Entonces comenzaron su vida por separado y se desataban los rumores sobre que podría haber llevado a romper a la que parecía una de las parejas más estables del panorama social español. Y estos sin duda se incrementaron todavía más cuando a las pocas semanas, se veía al torero acompañado por una joven y entonces desconocida Ana Soria, con la que actualmente sigue compartiendo su vida y con la que se confirmaba que había estado al menos dos años viéndose a escondidas. 

Pese a ello, han tenido que pasar muchos meses para que la otra protagonista de esta separación reapareciera y dijera sus primeras palabras, además de mostrarse como hacía mucho tiempo que no se la veía. Y es que Paloma Cuevas sorprendía esta semana protagonizaba la portada y el reportaje principal de la revista '¡HOLA!' donde con una fotografías donde se mostraba más sexy y atrevida que nunca. 

La modelo y empresaria no ha dudado en tener un papel protagonista en el número 4.000 de la conocida revista de corazón y en felicitarla por llegar a este número. «He crecido con ‘¡Hola!’ como un referente del periodismo de interés humano. Siempre me ha gustado su espíritu elegante, positivo, alegre, que deja en el lector la sensación de haber pasado un buen rato, disfrutando con sus noticias amables y sus imágenes bonitas», explica en las páginas interiores de la misma. 

Pero como es lógico, también ha querido hablar sobre la separación del que fue el hombre de su vida durante más de 20 años. Palomas Cuevas demostraba que pese a la traición del que fue su marido, ella ha sido siempre una señora: «Ha sido una decisión muy meditada, tomada de mutuo acuerdo y desde el profundo cariño y respeto mutuo que nos tenemos y que hemos demostrado durante todo nuestro matrimonio». 

Y aunque ella ahora mismo no tiene su corazón ocupado, se muestra esperanzada con volver a ser feliz en algún momento. «Hay que seguir creyendo en la vida, el amor y la familia por encima de todo», explicaba en la revista. 

Lo que ahora centra su vida: su trabajo y sus hijas 

Aunque de momento, Palomas Cuevas está más centrada en las que sin duda son las dos personas más importantes en su vida: sus dos hijas, Paloma y Bianca, de 12 y 9 años. Ellas la acompañan en su día a día actualmente sobre todo en un momento difícil, tras el ingreso en el hospital durante unos días de su padre Victoriano Cuevas. «Sufrió una serie de arritmias y una descompensación en los niveles de azúcar que le obligaron a permanecer dos semanas hospitalizado», explicaba ella misma. 

Además, la modelo y empresaria afronta ahora mismo una nueva etapa muy ilusionante. Tiene por delante un nuevo proyecto laboral en el que lleva trabajando mucho tiempo y que centra ahora mismo buena parte de su tiempo. 

Es que sin duda está muy dedicada a la nueva propuesta en la que está trabajando para la conocida marca de moda de la diseñadora Rosa Clará. Ambas se encuentran desarrollando y diseñando la nueva colección de vestidos de fiesta exclusiva que se venderá en 86 países. Las dos han viajado a Estados Unidos y México para llevar a cabo este proyecto. Aunque no es la primera vez que Paloma Cuevas diseña y luce ella misma algún vestido para Rosa Clará, sí será la primera colección completa que desarrolle.