Kiko Rivera con gorra en un parque

La enésima estocada de Kiko Rivera a Isabel Pantoja: 'Te veo como una madre'

Kiko Rivera sigue dolido con su madre y no duda en lanzarle otro dardo envenenado para que a Isabel le quede claro que ella no ha sido su figura materna

Todo ha cambiado para Isabel Pantoja desde que su hijo, Kiko Rivera, abrió la caja de pandora. La cantante, adorada por su público y con dos hijos que sentían predilección por ella, lo ha perdido todo.

Ahora, hay opiniones dispares entre los que algún día se consolidaron como sus más fieles seguidores y en cuanto a sus hijos… Chabelita le demanda más atención y Kiko se siente completamente estafado por su madre. Ya hace meses que la cantante y el DJ no se dirigen la palabra. De hecho, Kiko lo tiene claro: «no voy a poder perdonar a mi madre», sentenció. 

El enfado del marido de Irene Rosales con su madre por haberle «robado» y engañado le ha conducido a pararle los pies a la tonadillera. Incluso, en los juzgados si fuera necesario. Y por si fuera poco, Kiko se ha sentado en los platós de televisión para que todo el mundo sepa qué es lo que ha sucedido. 

También confiesa sus pesares en su canal de Twich, 'En casa con Kiko', a todos los invitados que le abordan el tema, quienes además siempre tienen un consejo en la manga para el entrevistador ante la situación que está viviendo. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Su última invitada, Lolita Flores, a quién Kiko le guarda un especial cariño, fue la protagonista de la última estocada que le ha propiciado el hijo de Paquirri a su madre. 

«Yo te veo casi como una madre, para mí que tú me des un consejo en la situación en la que estoy ahora me reconforta, no tengo esa figura materna, es inexistente», ha afirmado tajante dejando de nuevo a Isabel Pantoja por los suelos.

La hija de la 'Faraona' es consciente del dolor que siente el hijo del diestro fallecido por haber tenido que romper los lazos con la tonadillera de una manera tan amarga, por eso ha aprovechado la ocasión para lanzarle su propia reflexión. 

«Tú tienes que tener recuerdos bonitos, nunca se pueden borrar. Los malos te dejan huella, una raya más al tigre no le va a hacer mella. Se queda la heridita pero sigue para adelante y eso es lo que hay que hacer en la vida. Hay que quedarse con lo bonito de las historias», dijo. 

«Todas las cosas que te han pasado están muy recientes. Todo lo que te pasa en la vida es lo que te hace ser la persona que eres, las malas experiencias te ayudan a ser mejor y más fuerte, a guiarte más por tus instintos, a tener tu propia voluntad», añadió ante un Kiko emocionado por sus palabras. 

Además, la cantante y actriz le ha confesado que: «yo siempre digo que con la edad, uno tiene menos vergüenza. Yo ahora mismo me callo pocas cosas y si lo hago es por no hacer daño». 

«Las cosas, por lo que me ha ocurrido a mí, no hay que callárselas, hay que sacarlas donde uno quiera sacarlas. Era imposible hacerlo de otra manera», respondió Kiko. 

Sin arrepentimientos, su figura materna no ha sido Isabel Pantoja

Kiko se muestra muy seguro, y no se arrepiente, de sacar a relucir los trapos sucios de su madre y de dejar claro públicamente que a él le ha faltado que su madre ejerciera como tal. Para él su figura materna ha sido la madre de Irene Rosales. «La que suplía a mi madre era mi suegra y falleció», le espetó Kiko. 

Eso sí, el marido de Irene Rosales ha asegurado que a pesar de que su manera de gestionar sus problemas haya cambiado y haya decidido gritar basta ya a su madre, él sigue siendo «el mismo niño que se sentaba en tu sofacito», le ha confesado a Lolita. 

Bajo el amor que ambos se tienen, la presentadora le ha pedido a Kiko que actúe con cautela y se tome su tiempo para pensar las cosas. Su mayor consejo es que el 'pequeño del alma' de Isabel no de un portazo a una posible reconciliación futura con su la persona que le dio la vida. 

«Cada uno sabe su historia y las críticas hay que aceptarlas de la manera que tú creas conveniente. Cada uno tiene que ser coherente y consciente de sus actos. Yo me siento identificada contigo, he tenido que ser padre y madre. A tu padre sí le perdiste para siempre, eso es doloroso, pero mientras hay vida y esperanza. Tú ahora eres padre y lo sabes», ha concluido la entrevista Lolita.