Ortega Cano con mirada triste de perfil

Ortega Cano, cara a cara con el traidor de la familia que amenaza con contarlo todo

Ortega Cano se encuentra en una situación límite y ya no puede más

El matrimonio de José Ortega Cano y Ana María Aldón se encuentra atravesando uno de los momentos más duros. Y lo ocurrido el pasado domingo en el plató de Ya es verano no ayudó a calmar las aguas. Ana María Aldón habló sin ningún tapujo sobre la situación real en la que estaba su relación con Ortega Cano

Y es que a partir de ahora, la diseñadora se convertirá en una de las colaboradoras habituales del programa. Por lo que su tirón mediático se encuentra sin duda alguna en su pico más alto. 

Fue muy contundente ante las acusaciones de que había desaparecido, y ahora habría vuelto solo por seguir facturando: “No me he tomado un respiro. Era una necesidad porque no podía seguir adelante”, contaba desde una breve conexión que realizó desde un hotel. “Con tratamiento, médicos y poniéndole muchas ganas, me voy encontrando más fuerte y creo que ya es momento de coger el toro por los cuernos”, contaba.

Ana María Aldón y Ortega Cano al borde de la ruptura

El matrimonio entre la diseñadora y el ex torero pende de un hilo, y esta crisis lleva ya gestándose varios meses atrás. Y lo más sorprendente de todo es ver como se está escenificando poco a poco en los distintos programas de Telecinco. Las últimas e incendiarias declaraciones de Ana María no dejaron indiferente a nadie. Uno de los principales temas que quiso aclarar fue el de la "vecina traidora", que ya se ha convertido en el personaje revelación del verano. 

Captura de José Ortega Cano y Ana María Aldón en la 'Sálvame Fashion Week'
El matrimonio podría tener los días contados | Mediaset

Pero Ana María fue muy contundente con respecto a este tema y no quiso darle mayor importancia al testimonio de la supuesta vecina: "Lo de esta señora es de risa", afirmó Ana María, tras esto, desmontó por completo los argumentos de "la vecina traidora": "El ático está en la tercera planta y ella vive en el primero de un edificio de enfrente (...) para que nos vean los vecinos nos tenemos que asomar". 

En el mismo plató, Ana María tuvo que ver imágenes de su marido, actuando de manera bastante brusca con los reporteros. Y la diseñadora no dudó en mostrar su rechazo ante ese tipo de actitudes: No voy a justificar esa actitud, desde luego. Pero si el hombre sale con la bicicleta y va el reportero corriendo detrás de él, en algún momento pierde los nervios", contó Ana María tras ver las imágenes del altercado entre Ortega Cano y el reportero de  'Socialité': "No me gusta verlo así. En ese momento perdió los papeles, pero no es habitual en él". 

Primer plano de Ana María Aldón
Ana María Aldón hizo frente a todas las acusaciones | Telecinco

La sanluqueña fue muy clara con respecto a lo que pasaría, si finalmente se termina su matrimonio con Ortega Cano: "Puede dejar un día de ser mi marido, pero nunca va a dejar de ser el padre de mi hijo. Y eso está por encima de todo, eso es un vínculo que no va a romper absolutamente nadie. Eso es de por vida".

▶️ VÍDEO del día

Ortega Cano sorprende a los medios en su última aparición

El diestro ha dejado boquiabiertos a todos con su más reciente aparición en los medios. Una de las más chocantes afirmaciones que hizo Ana ("la vecina traidora") fue, que ella misma veía desde su casa como Ortega Cano tiraba la basura desde su ventana. Algo que Ana María negó rotundamente, puesto que ya hay una persona en el hogar del matrimonio que se encarga de dicha tarea.

Tras todo el revuelo que esto supuso, Ortega Cano en un intento de rebajar la tensión y tomarse las cosas con humor, ha protagonizado una escena digna de sketch cómico. 

El marido de Ana María Aldón salía de casa con la bolsa de basura, dejando intencionadamente que las cámaras de Sálvame, capturaran el momento para dejar constancia de que él, también tira la basura. Tras deshacerse de la bolsa, el diestro comentaba: "Me lo tomo a cachondeo, como os lo tomáis todo a cachondeo, mi vida y todo, también me gusta el cachondeo".