Paloma Cuevas al volante de un coche, vestida de blanco y sonriente

El nuevo novio de Paloma Cuevas es una amigo íntimo del rey Felipe

Paloma Cuevas podría estar ilusionada con un nuevo hombre en su vida, según el programa 'Viva la vida'

Paloma Cuevas parece que podría estar ilusionada con un nuevo hombre en su vida, tras su mediática ruptura con Enrique Ponce, o al menos esta es la información que ha sacado a la luz el programa de Telecinco ‘Viva la vida’ este pasado fin de semana.

Ha sido el periodista Diego Arrabal el que ha ‘destapado’ el supuesto romance que estaría empezando la empresaria cordobesa, quien parece que tiene el corazón ocupado de nuevo con el amor de un hombre muy especial del que el periodista ha dado una serie de pistas:

«Está separado y tiene un hijo (la mujer con la que se casó no es famosa). Su edad comprende entre los 40 y los 50 años (mediana edad) y goza de un gran atractivo», ha comentado.

Sin embargo, esta relación estaría siendo muy discreta por el afán de Cuevas de mantenerla en secreto al menos hasta que concluya el divorcio con su marido, que de momento siguen sin firmarse.

Diego Arrabal ha querido dar más pistas sobre el hombre en cuestión, llegando a dar un dato muy importante, que es muy famosos por su trabajo: «Es el número 1 en su profesión. Es muy buen tío y muy educado, el típico amigo que todo el mundo quisiera tener».

Además se trata de un hombre muy discreto, que salió en los medios de comunicación durante un tiempo: «Está vinculado con la Casa Real Española (vinculado, no es miembro)», aseguró el tertuliano, además de afirmar que durante un tiempo estuvo apareciendo bastante en los medios porque le relacionaron con una mujer muy famosa.

Beatriz Cortázar desvela el rostro del enigmático personaje

Algo que hizo reaccionar a Terelu Campos, que aseguró saber de quién se trataba: «Si es quien yo creo, yo he cenado con él», aseguraba. La tertuliana se refería al doctor Ángel Villamor, según ha desvelado la periodista Beatriz Cortázar, el médico que operó al rey Juan Carlos de la cadera y quien además es un buen amigo de la familia Cuevas, pues también intervino al padre de Paloma, Victoriano Cuevas.

Coincide que a este médico ya le atribuyeron en el pasado un romance con la infanta Elena, y por este motivo estuvo durante un tiempo en portada de algunas revistas del papel couché, aunque finalmente no se llegó a materializar.

El rey Juan Carlos y el traumatólogo Ángel Villamor cuando operaron al rey de la cadera
Ángel Villamor fue el traumatólogo que operó al rey de la cadera | GTRES

De momento, Paloma Cuevas ni confirma ni desmiente, siguiendo la misma línea de discreción que mantiene desde el inicio de su separación de Enrique Ponce, quien sí ha encontrado el amor junto a Ana Soria, un romance que no para de exhibir en sus redes sociales.

Un divorcio que no se materializa

La misma Paloma Cuevas anunciaba recientemente en una entrevista para la revista ‘¡Hola!’ que ya no había vuelta atrás y en su separación del torero, tal y como se rumoreaba en algunos medios, pues había indicios para pensar que Enrique Ponce quería volver a casa. Ella sin embargo, declaró en dicha entrevista que su decisión de separarse de Enrique es firme y que no estaba dispuesta a una reconciliación, solo estaba esperando a que él firme el divorcio, aunque por supuesto siempre serán familia. 

Sin embargo Ponce sigue sin firmar los papeles del divorcio, y el motivo sería nada más y nada menos que él no estaría de acuerdo con el reparto de bienes ni con la custodia de sus dos hijas, que hasta ahora había trascendido que pasarían a cargo de Paloma Cuevas.

Esto destaca con la postura que mantuvieron los dos al inicio de su divorcio, en el que parecía que todo iban a ser facilidades y hasta decidieron compartir un mismo bufete de abogados para realizar los trámites de divorcio, algo que evidenciaba la buena voluntad de ambos de llegar a acuerdos. Pero desde hace casi tres meses, los papeles firmados por Cuevas siguen en la mesa de Ponce sin firmar, y entre medio ambos ex cónyuges han decidido dejar de compartir el mismo abogado, por lo que parece que no estarían de acuerdo en algunos aspectos.