Nacho Palau y Miguel Bosé en un evento en 2004

Miguel Bosé se confiesa y desvela los posibles motivos de su ruptura con Nacho Palau

El cantante tiene varios frentes abiertos, con su ex, Nacho Palau, y con todos aquellos que le atacan debido a la actitud negacionista que ha mostrado de cara a la pandemia del Covid19

Miguel Bosé  se convirtió en uno de los protagonistas de la pandemia, y no por nada bueno precisamente, sino porque el cantante no dudaba en declararse abiertamente negacionista frente a las medidas sanitarias que se habían impuesto para frenar la expansión del Covid19.

Así, el cantante de canciones tan míticas como  'Amante bandido' veía como su prolifera carrera de tantos años, se iba a pique, ya que muchos de sus fans le daban la espalda llegando a tomarle incluso por loco. Incluso le quitaron las redes sociales debido al revuelo que estaba causando, tras lo cual ha permanecido meses en silencio.

Ha sido con motivo de su 65 cumpleaños, cuando Bosé volvía a Instagram por la puerta grande, dando las gracias a todos aquellos que habían permanecido a su lado. «Creo que no hay mejor día para celebrar la vuelta, celebrar la vida, celebrar al universo y dar gracias por todo lo que durante esta ausencia nos ha ido llenado el corazón», anunciaba en su nuevo perfil, donde se muestra completamente renovado. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Hoy cumplo 65 años que paseo orgullosamente, y que en breve estarán activos. Os quiero con la misma fuerza, paz y luz de siempre, tal vez algo más lúcidas, más amables y más benditas de lo que acostumbrábais, pero mi determinación y mis propósitos en la vida han sido fortalecidos e iluminados», añadía junto a varias imágenes en las que aparece sonriente y muy elegante.

Todos estamos expectantes ante la emisión de la entrevista que le ha concedido Bosé a Jordi Évole, y en la cual seguramente se pronunciará acerca de su postura negacionista frente a la pandemia, y la repercusión que ha tenido, -se ganó muchos detractores después de convocar una manifestación-, aunque ese no es el único frente abierto que tiene.

De momento, en el avance que se ha podido ver, las palabras del artista no dejan a nadie indiferente, y es que no duda en asegurar que tuvo una época bastante loca: «He vivido años salvajes. Drogas, sexo a lo bestia y un buen día se acabó».

Un posible adelanto de lo que pudo suponer su relación con Nacho Palau, otro de los temas mediáticos sobre el que ha evitado pronunciarse. Se sabe que la pareja lleva en una batalla legal por la custodia de sus hijos bastante tiempo, concretamente desde que separaron sus caminos en 2018.

Miguel, siempre discreto con su vida privada, ni siquiera ha confirmado nunca su relación con Palau, aunque sí se ha dejado ver en compañía de sus hijos. Lamentablemente, al poner punto y final a su relación, también rompieron la bonita familia que habían formado con Diego, Tadeo, Ivo y  Telmo, los cuales nacieron mediante gestación subrogada.

Al parecer, Bosé no terminaría de perdonarle a su ex que haya aireado sus trapos sucios a los medios, además de intentar conseguir la custodia de los cuatro niños. Pero, lo cierto es que hasta hace muy poco, casi nada se sabía acerca de su vida en México, donde actualmente reside Bosé. 

Nacho Palau era un completo desconocido hasta que fue pillado con Bosé en 1992, y solo se sabe que ahí comenzó una relación que se prologó durante varias décadas. En cuanto a los motivos de la ruptura, se conocen detalles como que la relación llevaba rota una o dos años antes de que se tomara la determinación. 

Y, según ha contado Carmen Lomana, amiga íntima de Bosé, pudiera ser que debido a un tercero en discordia, ya que Bosé habría pillado a Palau engañándole con otro, lo que habría supuesto un punto y aparte en la relación. Después de eso, Nacho se volvió a España con dos de sus hijos, mientras Miguel se quedó al cargo de los otros dos en México.

El conflicto de sus hijos es uno de los temas que siguen debatiendo en los juzgados, ya que Palau no quiere que los pequeños estén separados, mientras que Bosé solo se considera padre de Tadeo y Diego, y se niega a reconocer a Ivo y Telmo como suyos. Aunque, eso sí, los hermanos tienen contacto frecuente a través de videollamadas y se echan mucho de menos.