José Fernando Ortega con una bolsa en la mano acompañado de otra señora y de Michu andando por la calle

Michu, la peor pesadilla de Gloria Camila y Ortega Cano, vuelve a la carga

La novia de José Fernando le ha dado más de un dolor de cabeza a la familia

Parece que Rocío Carrasco no es el único frente abierto que tienen Ortega Cano y su hija Gloria Camila  en este momento, sino que también Michu, la novia de José Fernando y madre de su hija, les ha dado más de un dolor de cabeza.

Este lunes se ha celebrado en los Juzgados de Jerez de la Frontera el juicio contra José Fernando después de haberse saltado la orden de alejamiento que Michu había interpuesto contra él hace cuatro años, aunque no han llegado a confirmar o desmentir todavía una ruptura. 

«No voy a contar el tema, la verdad. Es un tema tan feo... Además, no sé por qué interesa si eso ya es desde hace mucho tiempo. Es de 2017 y estamos en 2021. La actualidad nuestra ahora es otra», ha confesado Michu, quien asegura que después de haber superado sus problemas personales y también como pareja, se enfocan en pasar página lo antes posible.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que la pareja ha mantenido una relación bastante tormentosa que ha estado marcada en gran medida por las adicciones contra las que José Fernando lucha. «Esto es algo que está atrás y que hay que solucionarlo, y ya está», ha añadido al respecto.

Y, respecto a su relación con el padre de su hija, Michu ha señalado que «la relación claro que es buena, pero no te voy a contar si seguimos juntos. ¿Para qué lo quieres saber?», ha apuntado misteriosa. 

Sin embargo, sus palabras indican que las cosas marcharían bastante bien. «Tenemos una niña. Todo es muy bonito, esto es algo del pasado que hay que ir quitándoselo y vengo aquí para que todo esté bien y ya está».

Por otro lado, algo a lo que tampoco ha querido contestar Michu, es a la fecha en la que José Fernando abandonará por fin el centro psiquíatrico y volverá a casa con su familia. «No voy a contestar a nada de él, porque es cosa suya», le ha dicho al reportero.

La todavía novia del hijo de Ortega Cano se ha mantenido bastante cauta a la hora de comentar nada  respecto del diestro, el documental de Rocío Carrasco, o su cuñada Gloria Camila. Lo que indica que después del encontronazo que tuvieron hace unos meses, cuando concedió una entrevista que logró enfurecer a la hermana de José Fernando, pudiesen haber llegado a algún acuerdo para que ahora reine la paz.

Era en diciembre del año pasado cuando Michu reabría viejas heridas y concedía una más que polémica entrevista a 'Diez Minutos' en la que arremetía con dureza contra Gloria Camila, asegurando que nunca la había apoyado y que incluso había llegado a despreciar a su sobrina, María del Rocío.

«La gente tiene una idea de Gloria que no se corresponde con la realidad. He notado su ausencia cuando más la he necesitado», llegaba a apuntar. «Le pedí 200 euros para comer y le ha dado igual que su sobrina de cuatro años no tenga agua. Eso, como madre, duele», eran algunos de sus devastadores comentarios.

Michu llegaba a acusar a Gloria de ignorar intencionadamente a su sobrina. «Estuvo veraneando con Rocío Flores en Chipiona, a 40 minutos de mi casa, y no tuvieron el detalle de vernir a ver a mi hija», la acusaba. Es más, incluso afirmaba que había llegado a usarla con la intención de quedar bien frente a los demás.

«Cuando lo dejó con Kiko, subió una foto con mi hija a Instagram en la que decía: 'el motivo de mi felicidad', pero solo la subió para posturear». Unas palabras que cabreaban a sobremanera a Gloria, quien no daba crédito a lo que había dicho sobre ella su cuñada.

Así, llegaba a tacharla de 'sinvergüenza' y 'mentirosa'. «¿Cómo se puede mentir tanto? La niña se ha quedado en mi casa, le hemos comprado ropa, la hemos llevado a comer... Y mientras tanto ella se iba de fiesta», saltaba la hija de Ortega Cano. «Le dijimos que no diera la entrevista, porque José Fernando no estaba bien, no era el mejor momento. Por lo visto, por dinero baila el berro», sentenciaba devastadora.