Captura de trailer de Telecinco sobre el documental de Rocío Carrasco

'Te los voy a quitar': Antonio David, 'una mente diabólica' que cumplió su promesa

El documental de Rocío Carrasco arranca con fuerza y nos pone los pelos de punta

Rocío Carrasco ya ha hablado, y lo cierto es que ha conseguido ponernos los pelos de punta con sus primeras palabras. Así, la hija de 'la más grande'  asegura que ha pasado mucho tiempo sin poder asimilar e interiorizar muchas cosas. «Cuando he tocado fondo me he dado cuenta de que no podía seguir de esa manera», ha recalcado.

Además, ha confirmado que le ha costado muchísimo dar este paso tras muchos años de silencio, en concreto, más de veinte, en los que ha visto como su ex, Antonio David, la ha destrozado públicamente. «Lo primero que quería hacer era meterme debajo de la cama», ha expresado tras ponerse frente a las cámaras. 

Así, su desgarradora verdad, ha empezado con uno de los temas que más daño le han causado, y sobre el que muchos se han atrevido a opinar durante todo este tiempo, y ese es el distanciamiento con sus hijos, a quienes no ve desde hace más de 8 años. Una verdad, que no se había atrevido a contar a nadie cercano, por la mera intención de mantenerse fuerte.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Desgraciadamente, he tenido que contar mi verdad a muchas personas extrañas, a muchos jueces, médicos... pero a gente mía muy pocos. No me gusta despertar sentimientos de pena», ha recalcado.

Lleva la palabra 'mala madre' tatuada a fuego

La palabra 'mala madre', la lleva tatuada a sangre en el alma, tras escucharlo tantas veces de boca de extraños que nunca han llegado a conocer la otra versión de la historia. «Demasiadas veces me han dicho 'mala madre' por la calle, y también en televisión, y me han hecho sentirme como tal. A Antonio David nunca se le ha cuestionado, siempre se le ha dado por cierto lo que ha dicho de mí. Y si él no hubiese tenido a mis hijos, eso no me hubiese importado en absoluto. A ellos lo de 'mala madre' se les iba tatuando día tras día, y con eso han crecido» ha sentenciado entre lágrimas. 

Además, al respecto de su hijo  David, ha aclarado que ella sabe que él la quiere con el alma, pero que no se le permite que lo haga. «Mi hijo es especial, y yo sé que mi hijo me adora, lo que pasa es que en cierta forma no se le permite. Sé que David me ama, pero Rocío yo creo que sí piensa y se cree la versión que tiene».

Eso sí, Rociíto ha recalcado que espera que sus hijos sigan creyendo 'esa mentira' que les han contado, «porque el día que mi hija se dé cuenta de la verdad, eso la va a destrozar y se convertirá en el peor día de su vida y yo no quiero que sufra».

'No puedes quitar a una criatura de cinco años su figura materna. Es una mente diabólica'

«Me han llamado puta, que si no me daba vergüenza ir por la calle en vez de estar con mis hijos. Me han dicho, que qué madre abandona a sus hijos». Pero, en palabras de Rociíto, nadie sabe el dolor que ha tenido que soportar desde que los niños eran pequeños. 

«Cuando me dejaba a los niños, Antonio David, aprovechaba para decirme : 'te los voy a quitar, te van a odiar' y ha cumplido su promesa». Así, ha empezaba a relatar el verdadero infierno que vivió junto al padre de sus hijos. 

«A Rocío  desde pequeña la hacen responsable de su hermano y de la estabilidad emocional de su padre, dándole unas preocupaciones y responsabilidades que no debía tener, y cortó el lazo materno. Lo consiguió. A él solo le importa él, Antonio David ha ido pregonando por ahí, dándoselas de buen padre, cuando no es así», añadía de forma sobrecogedora.

«No tiene piedad ni con sus hijos», ha arremetido con rabia contra su ex. Las palabras de una madre absolutamente destrozada y maltratada psicológicamente, que es consciente de que ha perdido a sus hijos para siempre.

«Nunca le ha preocupado su bienestar. No le puedes quitar a una criatura de cinco años la figura materna, por la que ella moría. Y lo ha hecho. Ella quería estar conmigo, ella decía que cuando su padre venia a recogerla había prensa y eso no le gustaba. Pero es lo que hay. Tenía pasión con su madre, que soy yo, qué la que la ha parido soy yo. Yo soy víctima, pero ellos también, de una mente diabólica»

Así define Rocío a Antonio David, como una mente diabólica que no ha parado hasta quitarle lo que más quería en la vida. «Me ha quitado lo más importante que yo tengo en mi vida, que son mis hijos, me los ha quitado teniéndolos. Ha hecho que me odien y que tengan esa imagen de mí, algo que es mucho más cruel si cabe».

'He tenido que vivir con la pena de tener a mis hijos muertos en vida'

Aunque, con sus siguientes confesiones, ha conseguido que sintámos verdaderos escalofríos.  «Cuando algún desalmado mata a tu hijo, tienes que vivir con esa pena, pero yo he tenido que vivir con mis hijos muertos en vida. He tenido que hacer como que no los tengo, estando vivos. Y haciéndolos partícipes de cosas que no tienen que ser partícipes. Eso no se hace con dos criaturas pequeñas, eso no se hace con una madre», ha sentenciado tajante.

De hecho, Rocío tocó fondo cuando vio a su hija defender a su padre. «No entiendo como mi hija Rocío pudo decir a su padre cuando ve a verla a la casa de 'GH Vip', 'todo está mejor que como lo dejaste fuera', cuando sabía que yo había intentado quitarme la vida».

Ahora, lo único que quiere y pide a voz de grito Rocío, es paz. «A mí nadie me devuelve besos, abrazos, todo lo que yo he perdido durante tanto tiempo... Sobre todo, el poder ejercer de madre. Mi hija se fue de casa con 15 años. Quiero vivir en paz y quiero que se sepa la verdad».