Laura Matamoros posando en un photocall

La medicación deja a Laura Matamoros en una situación delicada: la foto

La hija de Kiko Matamoros ha desvelado los efectos secundarios de la medicación que toma para mitigar la enfermedad

Hace tan solo unas semanas, Laura Matamoros revelaba que había heredado de su padre un problema ocular. A consecuencia de eso, la hija de Kiko Matamoros se está sometiendo a una fuerte medicación para mitigar el problema que le está produciendo algún que otro efecto secundario que la joven no ha dudado en mostrar.

La influencer no ha dudado en subir una fotografía a su cuenta de Instagram mostrando su ojo rojo y lloroso a consecuencia de la medición. Parece que la joven se ha sacado un peso de encima y ahora se siente mucho más libre a la hora de hablar con sus seguidores sobre este tema que la ha tenido tan preocupada. «Saflutan 1 (el nombre del medicamento - Laura 0)», sentenciaba la joven en un 'stories'.

Además de la medicación, la hija de Kiko Matamoros defiende que lo que realmente le está ayudando a sobrellevar mejor la enfermedad es «el cariño de la gente» que se ha mantenido a su lado y la ha apoyado tras dar a conocer su enfermedad.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sin embargo, no hay que olvidar que la joven se ha puesto en mano de uno de los mejores especialistas en esta área: «Sé que estoy en las mejores manos con el doctor Fernández-Vega, con lo cual estoy tranquila y serena apara afrontar lo que pueda venir»

Pese a todo, Laura Matamoros continúa medicándose, ya que es un tratamiento que le va a permitir mejorar su salud y atrasar los efectos de la enfermedad. Es más, al detectar pronto la enfermedad, se puede decir que su es constante y ordenada en sus cuidado diarios podrá tener visión en ambos ojos por muchos años más.

Una enfermedad que le ha cambiado la vida

Lo cierto es que su enfermedad ocular la ha cogido totalmente por sorpresa. La joven acudía al oftalmólogo a finales del pasado año tras sufrir varias molestias en los ojos que le impedían llevar una vida normal. «Me daban muchas vibraciones no en el párpado sino en el ojo, y en los aviones tenía mucha presión. Además tenía unos pinchazos muy profundos», relataba la influencer.

«Fui oftalmólogo y cuál fue mi sorpresa. Me derivaron corriendo para hacerme un TAC y hacerme pruebas», continuaba diciendo Laura que, por aquel entonces, estaba de lo más preocupada, ya que no sabía que era lo que podía tener y la gravedad de su enfermedad. «Había que descartar que no fuera un tumor en la cabeza y después de descartarlo, descartar la esclerosis múltiple», revelaba en el momento de dar a conocer su enfermedad.

«Me sobrepasó un poco pensar que podría llegar a tener una enfermedad. A raíz de todo esto me diagnostican que tengo un glaucoma de tensión baja. Normalmente son de tensión alta», revelaba Laura Matamoros hace apenas unas semanas.

Preocupada, y a la vez resignada, la joven explicaba los por menores de una enfermedad que conoce muy bien, ya que su padre también la sufre desde hace casi una década. «La pérdida de visión afecta el día a día, pero, al ser un ojo solo, puedo mantener mi vida de antes igual. Sí que es verdad que hay ciertas cosas que no veo (...). Aparte tengo dañado el nervio óptico, lo cual veo muy poquito y de la mitad del ojo para abajo apenas tengo visión», confesaba.

Lo cierto es que en las últimas semanas la vida de la joven influencer ha dado un giro radical. Sin embargo, Laura Matamoros cuenta con el apoyo incondicional de su padre, que ya se ha declarado en 'Sálvame' que se siente muy orgulloso de como su hija esta llevando esta terrible enfermedad.