ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Kiko Rivera en el plató de Gran Hermano a punto de escuchar el resultado de las votaciones

Los tres delitos por los que Kiko Rivera ha denunciado a su tío Agustín Pantoja

El cantante los ha dado a conocer mediante una llamada telefónica a 'Sálvame'

Estos últimos días Kiko Rivera ha sido noticia por romper la relación con su primaAnabel Pantoja. No obstante, también porque ha advertido a su madre (Isabel Pantoja) y a su tío Agustín Pantoja de que se avecina una etapa «muy movidita». Con esto a lo que se refiere es a que la 'guerra' que mantienen con él va a afrontar una fase realmente importante.

Sí, porque están en marcha las medidas legales que el joven interpuso contra su progenitora. Lo hizo tras no recibir respuesta por parte de aquella en relación a los supuestos tejemanejes que esta ha hecho con la herencia del padre de aquel, Paquirri.

No obstante, esa advertencia del artista también viene para su tío porque ha interpuesto una querella contra él por tres delitos diferentes. Y así lo ha dado a conocer en 'Sálvame'.

Kiko Rivera se querella contra Agustín Pantoja

El hijo de la tonadillera, mediante una llamada telefónica, ha concedido unas palabras al citado programa de Telecinco. En él ha confirmado, como había contado Gema López, que ha puesto una querella a Agustín Pantoja por estafa, administración desleal y apropiación indebida.

Asimismo, él ha querido dejar claro algo: «Quiero decir que hasta el día antes que viajé a Nepal sus abogados, los abogados de mi madre, se pusieron en contacto con los míos diciendo que querían llegar a un acuerdo. Yo les dije que ok, tuvimos una reunión por teléfono con los abogados y lo único que les dijimos es que para saber que vienen de buena fe y quieren llegar a un acuerdo lo primero que tenían que hacer era entregarme todos los enseres de mi padre que me pertenecen, que están escritos en el testamento».

A eso ha añadido: «Dijeron que sí, que no tenían ningún problema. Y al día siguiente llamaron a mi abogado para decir que no los encontraban».

Agustín Pantoja al volante de un vehículo con su hermana, Isabel Pantoja, al lado
Agustín Pantoja deberá hacerle frente a las medidas legales que ha tomado su sobrino | GTRES

Kiko Rivera más firme que nunca

Ante la demanda interpuesta, el presentador del programa (Jorge Javier Vázquez) ha expuesto que a Kiko Rivera ya no le iba a dar pena ver a su tío en la cárcel. Una afirmación ante la que el cantante ha dicho: «Llegados a este punto que se haga justicia con lo que se tenga que hacer».

Es más, acto seguido ha manifestado: «Si alguien ha actuado mal y ha hecho las cosas mal pues tendrá que pagarlo».

Unas palabras tras las cuales Gema le ha hecho una pregunta: «¿Incluida tu madre, Kiko? Porque sé que le has enviado un requerimiento notarial».

Su respuesta ha sido igualmente clara: «A mi madre no quisiera, pero ella no está poniendo de su parte. Entonces, como no está poniendo de su parte pues entonces la cosa tiene que seguir. Y créeme que yo lo he intentado, pero parece que se están riendo de mí: 'Sí, te damos las cosas de tu padre y luego no las encontramos'».

Asimismo, ha resaltado que «esto me parece ya un cachondeo. Ya prácticamente estoy destrozado. No tengo ganas de hablar de este tema y lo único que quiero es que siga adelante como debe de seguir. Y digo que esta semana va a ser movida, no os puedo decir, pero ya os enteraréis».

Eso sí, ha vuelto a dejar claro que «¿Yo hubiese querido que las cosas no hubiesen sido así? Por supuesto. Ya lo he dicho en muchas ocasiones».

El cantante se reafirma en redes

Después de exponer en 'Sálvame' el paso que ha dado con respecto a su madre y a su tío, incluso la decisión de alejarse de su prima, ha vuelto a hablar. En concreto, ha hecho uso de su cuenta en Instagram para reafirmarse en su postura.

Su manera de hacerlo ha sido colgando una foto de sí mismo de espaldas junto a una frase que dice mucho. Esta no es otra que «Las decisiones más difíciles son aquellas que nos obligan a dejar atrás lo que verdaderamente apreciábamos».