Kiko Rivera muy sonriente

Kiko Rivera lo tiene claro: no piensa trabajar en lo que queda de año

Ha tomado una decisión en firme

El cantante y dj Kiko Rivera se encuentra atravesando un momento bueno a nivel personal, porque está pasando el verano con sus tres hijos. Sin embargo, a nivel laboral las cosas no le van tan bien. Y es que, salvo el lanzamiento de un nuevo single ('Conmigo subes') con Tutto Durán, no está trabajando.

Tanto es así que ha reconocido abiertamente en redes sociales que está recibiendo la ayuda del Estado de 700 euros, que es lo que ingresa al mes. Una cifra que, como ha expuesto de forma pública, «es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura, no hay derecho».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sin embargo, a pesar de la complicada situación que atraviesa, ha decidido que no va a trabajar en lo que queda de año.

La decisión de Kiko

Cuando se puso fin al estado de alarma, el hijo de Isabel Pantoja pudo haber conseguido mejorar su situación laboral. Y es que podría haber abierto su discoteca, Hoyo Sevilla, y podría haber comenzado a realizar sus habituales sesiones de dj. Sin embargo, ha optado por no hacer ninguna de las dos cosas.

El temor al coronavirus es el que le ha llevado a decidir no trabajar. Así, no se ha producido la apertura del citado local y tampoco está pinchando. Precisamente sobre esto último ha hablado en un directo con un amigo en redes sociales. En concreto, ha dicho que «Me han llamado para trabajar este verano, pero he dicho que no. Ni lo voy a hacer este año. Por precaución. Todo el dinero que me puedan dar no me compensa a que yo se lo puedo transmitir a mi familia».

Palabras a las que ha añadido que «mis hijas son pequeñas, mi abuela mayor...No me puedo meter en jaleos de esos. Ya vendrán tiempos mejores, que cada uno esté con su conciencia. Hay que adaptarse».

De esta manera tan tajante, Kiko Rivera ha decidido que no va a trabajar este año. El temor a contagiarse de coronavirus y transmitirlo a sus seres queridos es el motivo de haber adoptado esa postura. De ahí que tenga que afrontar estos meses con los 700 euros de ayuda que recibe. Bueno, y también con el dinero que gana su mujer (Irene Rosales) trabajando cada fin de semana en el programa 'Viva la vida' de Telecinco.