Kiko Rivera mira fijamente a cámara con una ligera sonrisa

Kiko Rivera le confiesa a Isabel Pantoja lo del dinero que puede cambiarlo todo

Kiko Rivera presume de una buena situación económica

Tras tiempo alejado de su madre, parece que Kiko Rivera  empieza a plantearse la posibilidad de arreglar sus diferencias.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

"El tiempo pasa y me estoy planteando sentarme con mi madre, ver qué pasa", reconocía hace poco.

Consciente de que las deudas ahogan a Isabel Pantoja, el Dj tiene claro que será él quien tenga que hacer frente a sus responsabilidades con Cantora.

Imagen de Kiko Rivera en Sábado Deluxe el día 13 de noviembre de 2021
Kiko Rivera | Telecinco

"Va a haber una deuda de cerca de un millón y medio de euros más intereses. Y si yo no puedo pagarla, pasará a mis hijos", asegura.

"No miré lo que firmaba porque mi tío Agustín me dijo que la hipoteca era para salvar a mi madre", recuerda el marido de Irene Rosales.

De lo que no cabe duda, es de que  Kiko atraviesa ahora una situación económica muy desahogada.

Kiko Rivera e Isabel Pantoja apoyados en una ventana mirando al horizonte
Kiko Rivera no dejó en muy buen lugar a su madre en el programa de Jesús Calleja | Europa Press

"Tengo dinero para vivir", afirmaba con orgullo. "He invertido, no en casas, pero sí en criptomonedas y en cosas". Un negocio en el que le "ha ido muy bien".

"No solo vivo de la televisión, no voy mendigando programas", se defendía.

Todo lo contrario a su madre, a la que su reciente gira por Latinoamérica le ha venido muy bien para ir saldando alguna deuda.

Imagen de Kiko Rivera en Sábado Deluxe el día 13 de noviembre de 2021
Kiko Rivera | Telecinco

De hecho, hace poco la tonadillera llegaba a un acuerdo "con un empresario que le dejó dinero para pagar las deudas de la casa de Marbella".

"Este verano se celebraba la primera vista pero finalmente ha llegado a un acuerdo y le ha pagado 100.000 euros. Es la primera vez que sabemos que paga una de sus deudas", apuntan desde su entorno más cercano.

Por su parte, parece que a Kiko le ha venido muy bien eso de estar continuamente generando polémica.

"Podría estar sin trabajar diez años", confesaba hace poco. Sin embargo, no está dispuesto a hacer frente a la deuda de su madre.

Kiko Rivera se plantea reconciliarse con Isabel Pantoja

"Que de repente te venga de sopetón semejante deuda... Lo que no voy a hacer es pagar millón y medio de euros, porque esto es de los dos", sostenía.

Y es que gracias a las exclusivas que ha ido concediendo estos últimos años se ha embolsado más de 350.000 euros.

Lo cierto es que tan solo las dos primeras portadas que protagonizaba Rivera contra  Isabel Pantoja le llevaban a embolsarse unos 80.000 euros.

Foto de madre e hijo
Kiko Rivera e Isabel Pantoja | Mediaset

Tras esto, vinieron dos entrevistas más en el Deluxe, con lo pudo ganar entre 20.000 y 30.000 euros.

Una cantidad a la que hay que sumarle el dinero que genera por los bolos, habiendo concedido este año un total de 20.

No es la primera vez que Kiko se anima a hablar abiertamente sobre su situación económica, y es que ya lo hizo en La Resistencia.

"Tengo dinero suficiente para que tanto mis hijos como yo vivamos el resto de mi vida, si me muero esta noche, claro", declaraba.

Imagen de Kiko Rivera llorando en Telecinco
Kiko Rivera llorando en Telecinco | Telecinco

"Tengo en el banco como un millón y medio de euros. Un poquito arriba, un poquito abajo...", reconocía el Dj.

"Sin contar patrimonio porque no me lo han dado", añadía lanzándole una pullita a su madre.

Y ahora que la reconciliación con Pantoja está más cerca de lo que pensamos, muchos sospechan que eso conllevaría una nueva exclusiva.

"Ahora, llega una nueva portada hablando de la reconciliación", advierten. Las cosas han cambiado mucho en muy poco tiempo, y ahora al Dj se le presenta un nuevo frente abierto.

El marido de  Irene Rosales  se ha enfrentado abiertamente con su hermano Fran y parece que su relación ya está definitivamente rota.

De esa forma, Kiko asegura que ya no quiere saber nada de su hermano mayor, mientras que insiste en arreglar sus diferencias con su madre.