Montaje con las caras de Andrea Janeiro y Julia Janeiro

Los cambios de estilo de Julia y Andrea Janeiro: ¿Cuál te gusta más?

Aunque las hijas de Jesulín de Ubrique no tengan nada en común, ambas han decidido cambiar el color de su pelo

Las hermanas Janeiro han sido las claras protagonistas de las últimas semanas. Y no es para menos, ya que las hijas de Jesulín de Ubrique han sido el tema principal de prácticamente todos los programas del corazón.

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Especialmente lo ha sido Julia Janeiro, quien se sometió a una operación de aumento de pecho hace tan solo 14 días. Algo que no gustó mucho a Belén Esteban, que se quejó públicamente del trato de favor que recibía Julia con respecto a su hija Andrea.

Y es que hace un tiempo, el torero se negó a pagar los estudios en Reino Unido a Andreíta. Sin embargo, sí que ha aceptado dar dinero a Juls para que pueda llevar a cabo su deseado retoque estético.

Dos estilos totalmente distintos

Por si fuera poca la polémica que ha girado en torno a la hija de María José Campanario por su intervención, en las últimas horas ha vuelto a ser protagonista.

Fue el pasado sábado cuando la joven nos dejaba boquiabiertos al someterse a un nuevo cambio de look que no pasó desapercibido. Julia Janeiro decidió decir “adiós” a su extralarga melena morena para apostar por otra tendencia.

La influencer se decantó por un  tono castaño con reflejos pelirrojos y rubios de lo más naturales.

En cuanto salió de la peluquería, Julia no dudó en publicar un selfie en el que dejaba ver su nuevo cambio de look. Por su parte, sus más de 200 mil seguidores no tardaron en reaccionar a la nueva imagen.

 

“Me encanta ese color de pelo, te queda genial”; “Con ese look nuevo estás preciosa”; “Ese color de pelo te favorece mucho”, escribieron.

La peluquería a la que acudió también aprovechó para mostrar su agradecimiento. “Muchas gracias Julia por tu confianza, espectacular tu color y tu trato nos vemos pronto”.

Pero que la joven haya cambiado su color de pelo no significa que haya perdido su esencia. Si algo caracteriza a Julia es su estilo ‘sporty’ y desenfadado. Algo que combina con unas kilométricas pestañas postizas y un make up al más puro estilo Kardashian. ¡Toda una diva!

Aunque Julia Janeiro haya acaparado el foco mediático, su hermana Andrea también se ha sometido a algún que otro cambio de look.

Es evidente que las hijas de Jesulín lo único que tienen en común es a su padre. Mientras que Andreíta cumplió la mayoría de edad y decidió seguir en el anonimato mediático, Julia por su parte no dejó de protagonizar titulares.

No obstante, teniendo en cuenta que es hija de Belén Esteban, es prácticamente inevitable que sus apariciones en televisión sean tan esperadas como agua de mayo.

Aunque haya decidido mudarse fuera del país, siempre que las redes sociales se hacen eco de algún evento en el que esté presente Andreíta, saltan las alarmas.

Eso sucedió hace tan solo unos meses con motivo de su fiesta de cumpleaños. Andrea Janeiro cumplía 22 vueltas al sol y qué mejor manera de celebrarlo que en compañía de sus amigos. Un evento en el que no faltó el buen rollo y cómo no, las felicitaciones.

La celebración no tardó en llegar a oídos de la prensa y pudimos ver el cambio de look al que se había sometido la hija de Belén Esteban.

Aunque sus apariciones públicas han sido escasas, estábamos acostumbrados a ver a la hija mayor de Jesulín con el pelo moreno. Pero la sorpresa llegó cuando en imágenes la vimos con un rubio anaranjado de lo más favorecedor.

Julia Janeiro acompañada por su madre tras su operación de pecho
Julia Janeiro acompañada por su madre tras su operación de pecho | Europa Press

¿Será una manera de conseguir pasar aún más desapercibida?. Hace ya tres años que la hija de la colaboradora abandonó su país natal para comenzar una nueva vida estudiando en el Birmingham Metropolitan College.

Allí se prepara para dedicarse profesionalmente a la Comunicación y el Marketing Empresarial. Si algo tiene claro, es que la televisión no será su fuente de ingresos en el futuro.