Imagen de José Fernando con una herida en la cara

José Fernando se la juega hoy: podría quedarse sin volver a casa

El hijo de Ortega Cano y Rocío Jurado tiene que hacer frente a un problema judicial de 2017 que ha puesto en peligro su libertad

La vida de José Fernando, el hijo adoptivo de Ortega Cano y Rocío Jurado, cambió para siempre en 2014. El joven decidió ingresar en el Instituto Hipócrates para recuperarse de sus adicciones. Y, desde entonces, ha permanecido asilado de toda su familia.  

El hermano de Rociíto estuvo cuatro meses en prisión por culpa del consumo de cocaína. Fue condenado por cometer un robo con violencia, y por pertenecer a una banda criminal. Pero, después de reconocer sus problemas con las drogas, el juez decidió ponerlo en libertad.  

El joven prometió dejar atrás su pasado. Así que, le pidió ayuda a su padre para intentar distanciarse de las malas compañías. Ortega Cano habló con los mejores especialistas, y fue cambiando a su pequeño de centro hasta dar con el tratamiento más acertado.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Desde hace cuatro años, José Fernando está ingresado en el Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios. Según fuentes cercanas a la familia, los médicos estaban haciendo muy bien su trabajo, y el hijo de la Jurado va a poder disfrutar de su familia en muy poco tiempo.  

Sin embargo, el joven todavía tiene pendiente muchos problemas con la justicia. Y, una de las denuncias que le interpuso expareja, Michu, ha puesto en peligro su libertad.  

Michu se quedó embarazada de él y, después de tener el bebé, consiguió que el juez dictase una orden de alejamiento. Todo iba bien hasta que José Fernando, en uno de sus permisos, quebrantó esta sentencia, y la madre de su hija no tardó en denunciarle. 

Este lunes 19 de abril, José Fernando tiene que declarar en los juzgados de Jerez de la Frontera (Cádiz). Y, en caso de ser considerado culpable, no podrá salir del psiquiátrico en una larga temporada.  

Los hechos se remontan a 2017, un año especialmente complicado para el hermano de Gloria Camila. Recordemos, que Ortega Cano también tuvo que hacer frente a problemas judiciales muy serios. Además, esta situación coincidió con la llegada de Ana María Aldón a la familia. Y, la presión mediática a la que se vieron sometidos, era insoportable.  

¿Por qué Rocío Carrasco nunca ayudó a José Fernando? 

El hijo de Ortega Cano ya ha resuelto sus diferencias con Michu. Es más, la joven acudió al programa que Emma García tiene en Telecinco, 'Viva la viva', para reconocer que se había equivocado.  

No obstante, la causa judicial sigue en el aire. Y, en caso de que el juez considere que José Fernando ha cometido un delito, todos sus logros caerán en saco roto.  

Gloria Camila y Ortega Cano están muy preocupados por él. Tienen miedo de que la sentencia le haga perder de nuevo la razón, y tire por tierra todo lo que ha conseguido a lo largo de estos años.  

Durante el tiempo en el que José Fernando ha estado interno en el centro psiquiátrico, Rocío Carrasco no ha ha demostrado tener ningún interés por su estado de salud.  

Sin embargo, fuentes cercanas a la familia, aseguran que el joven siempre tuvo mucho cariño a su hermana. Al parecer, Rociíto se llevaba mejor con José Fernando que con Gloria Camila. Aunque, sus problemas con Ortega Cano y Antonio David, hizo que le retirara la palabra.  

El hijo de Rocío Jurado ya ha superado sus adicciones. Los medios le iban a dar el alta, y todo hacía pensar que su nueva vida estaba a punto empezar. Pero, el pasado siempre vuelve, y la familia Ortega tiene que lidiar con uno de sus grandes enemigos: la exnovia de José Fernando.  

Muchos periodistas aseguran que, el único interés de Michu es llamar la atención de la prensa. Por ese motivo, acudió a Telecinco para disculparse. Pues, de no ser así, ya habría retirado la denuncia, y el futuro José Fernando no correría ningún peligro.  

Gloria Camila siempre ha estado al lado de su hermano. A pesar de tener personalidades muy diferentes, no le ha dejado solo en ningún momento. Ha dado la cara por él cuando ha sido necesario, y ha luchado contra todos los que se han querido aprovechar de su enfermedad. ¿Será Michu la próxima víctima del clan Ortega?