Imagen de José Fernando con una herida en la cara

'José Fernando Ortega lo tiene prohibido desde enero en el centro que está ingresado'

El hijo de Ortega Cano lleva meses pasándolo muy mal

Desde que José Fernando Ortega, el hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado, entró en un centro de desintoxicación, muy poco ha trascendido sobre su estado de salud. Toda la familia ha decidido proteger al máximo su intimidad, esperanzados con su pronta recuperación. Ya son cuatro años los que el hermano de Gloria Camila lleva ingresado en el centro psiquiátrico San Juan de Dios en Ciempozuelos (Madrid) para lograr superar su adicción a ciertas sustancias estupefacientes que le metieron en más de un problema.

La adolescencia no fue fácil para José Fernando y mucho menos para su familia que se sentían perdidos ante la actitud de un joven difícil de controlar por culpa de sus adicciones y malas compañías. Una vez ingresado, el hermano de Gloria Camila parece estar recuperado y, gracias a una rutina diaria y a los cuidados de los trabajadores, José Fernando va saliendo del pozo.

Sin visitas ni abrazos

Según recoge 'OKdiario', José Fernando se ha convertido en una persona clave para los demás pacientes del centro psiquiátrico. Antes de ser ingresado, el hijo de Ortega Cano siempre se mostraba tímido ante las cámaras, ahora es todo un líder y un ejemplo para el resto de internos. Su buena actitud y predisposición es controlada por los trabajadores del centro y clave para que pueda conseguir algún que otro beneficio.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero todo premio es poco si no puede ver a sus familiares. Su padre, José Ortega Cano, y su hermana eran los que más iban a visitarlo. Una vez por semana. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha terminado con estas visitas. La dirección del centro decidió proteger al máximo tanto a los internos como a los trabajadores y se puso freno a las visitas de familiares así como los permisos para disfrutar de unos días fuera.

Una de las empleadas del centro psiquiátrico ha explicado al periódico 'La Razón' cuánto lleva el hijo de Rocío Jurado sin recibir el calor de los suyos: «Las visitas están prohibidas desde enero para todos. La última visita que recibió José Fernando fue el día de Navidad» cuenta la trabajadora. Fue ese el día escogido por Ortega Cano para ver a su hijo, pero cuando llegó, vio que las cosas habían cambiado: «Los encuentros han pasado a ser de 5 minutos y a través de una mampara» un duro golpe para el diestro.

Las videollamadas son su gran consuelo

Con todo contacto humano cortado de raíz, a José Fernando solo le queda contar con el alivio de ver a su padre y a su hermana a través de videollamadas mediante los dispositivos electrónicos que el centro pone a disposición de los internos. Un método que también usa para hablar con Michu, la madre de su hija, para conocer cómo se encuentra la pequeña.

Aunque en un principio se especuló que José Fernando y Michu habían roto su relación, lo cierto es que, contra todo pronóstico, siguen juntos. La distancia que les separa no parece ser ningún impedimento y la joven permanece a su lado asegurando estar feliz. Ambos desean el día en que por fin José Fernando deje atrás el centro para poder rehacer su vida. Hace tres años de su último permiso —salió en 2018 para el bautizo de su hija— y el tiempo encerrado comienza a pesar.

José Fernando ha sido vacunado contra el Covid

Siguiendo el plan de vacunación establecido por el Gobierno, las personas vulnerables ingresadas en centros ya están recibiendo las primeras vacunas contra el coronavirus. En este sentido, la empleada ha afirmado que el hijo de Ortega Cano ya ha sido vacunado: «José Fernando y el resto de los internos ya se han vacunado. Algunos están esperando la segunda dosis».

Sin duda una buenísima noticia para toda la familia que ahora se encuentran más cerca de poder abrazarse sin temor al contagio y recuperar así el tiempo perdido en estos meses de encierro.