Jesulin de Ubrique en una capea

Polémica con Jesulín de Ubrique tras saberse que su madre está ingresada en el hospital

Carmen Bazán solo ha recibido la visita de dos de sus hijos tras ser operada de la cadera

Cuando todavía resuenan los coletazos de la polémica carta que María José Campanario publicó contra Belén Esteban, un nuevo quebradero de cabeza se abre paso en la familia Ubrique. Tal y como informaban en 'Viva la vida', la matriarca del clan, Carmen Bazán, permanece ingresada en el hospital tras haber sido intervenida de la cadera.

La operación tuvo lugar el pasado viernes 26 de febrero y, aunque nadie de la familia se ha pronunciado abiertamente sobre el actual estado de Carmen Bazán, se trataba de una operación que estaba programa desde hacía meses y parece que todo ha salido a la perfección. «No la tenía bien» explicaban desde el programa presentado por Emma García.

Sin rastro de Jesulín de Ubrique

Fue el pasado sábado cuando conocíamos que Carmen Bazán se encontraba ingresada en el hospital Puerta del sur de Jerez de la Frontera en Cádiz, tras haber sido intervenida el viernes para mejorar la movilidad de su cadera. La operación duró alrededor de tres horas y no se produjo ninguna complicación que pusiera en riesgo la intervención.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Mientras espera que le den el alta, este mismo 1 de marzo, la matriarca del clan ha pasado el fin de semana ingresada en el centro hospitalario donde solo ha recibido la visita de dos de sus hijos. Entre los que no se encuentra Jesulín de Ubrique. «Nos cuentan fuentes del hospital que a los únicos hijos que han visto han sido a Víctor y Carmen Janeiro, pero ni a Humberto ni a Jesulín» explicaba Irina, redactora de 'Viva la vida'.

Puede que la ausencia de Jesulín de Ubrique y de su hermano Humberto sea debida a las restricciones existentes en algunos territorios como consecuencia del Covid-19. O puede que el marido de María José Campanario prefiera no aparecer en público para evitar ser preguntado por el polémico enfrentamiento entre su mujer y Belén Esteban. Sea como fuere, Carmen Bazán ya se encuentra bien y ahora deberá terminar de recuperarse en su domicilio.

De regreso a Marbella

Desde que Humberto Janeiro falleció, Carmen Bazán decidió irse a vivir con su hija, Carmen Janeiro y el novio de esta, Luis Masaveu, a la enorme mansión que el empresario tenía en Marbella. Sin embargo, debido a que la propiedad se encuentra en proceso de venta y que la pareja tiene pensado mudarse a Portugal, decidieron trasladarse a otra casa hasta poder viajar al país luso.

Personas cercanas a Carmen Bazán afirman que la madre de Jesulín de Ubrique no estaría atravesando su mejor momento. A pesar de que llevaba tiempo separada de su marido, la muerte de este le afectó mucho hasta el punto de no poder acudir a su entierro. Además, la pandemia por la que estamos pasando también está haciendo mella en su ánimo.

Antes de la llegada del virus, la abuela de Andrea Janeiro no era muy aficionada a salir de casa, pero con la crisis sanitaria esto se ha acrecentado. De ahí que su hija Carmen decidiera llevársela a vivir con ella a Marbella para cambiar de aires y poder cuidarla. Aunque siempre ha contado con el cariño de sus cuatro hijos, lo cierto es que la hermana de Jesulín es la que siempre ha estado más pendiente de ella. «Se ha sentido muy arropada por todos, aunque su Carmen es su Carmen. Siempre han estado muy unidas».

Siguiendo la senda de su hija, la madre de Jesulín de Ubrique lleva una vida alejada de los medios de comunicación y de las polémicas. Ahora vive una jubilación dorada y ajena a conflictos y prefiere mantenerse al margen. A Carmen Bazán le quedan todavía días para recuperarse de la reciente operación, pero seguro que tendrá a su lado a sus seres queridos.