Primer plano de Isabel Pantoja con la mano levantada

Isabel Pantoja se rinde y toma el camino final con Kiko Rivera

La tonadillera ha tomado una decisión respecto a su hijo

Kiko Rivera e Isabel Pantoja pueden decir que han tenido el peor desencuentro de los últimos años. Todo empezó a raíz de la confesión del DJ en 'Sábado Deluxe'. Allí, frente a Jorge Javier Vázquez y el resto de colaboradores confesó que estaba pasando por una situación personal muy delicada.

Varios compañeros del programa hablaron de depresión, a lo que el hijo de la tonadillera dijo que sí, que estaba sufriendo ese problema. Todo esto desencadenó en lo que hoy conocemos como la gran guerra entre Isabel Pantoja y su hijo.

La tonadillera entró en directo por teléfono para darle el máximo apoyo a su hijo. Isabel también reprendió a Kiko por el hecho de no habérselo contado antes. Esto ha derivado en un cruce de acusaciones.

El propio Kiko Rivera arremetió contra su madre mediante una publicación de Instagram. «Las palabras se las lleva el viento...3 días y aún sigo esperando que vengas a darme un beso», escribió el DJ en sus redes. Hay que recordar que Isabel Pantoja le dijo en el 'Deluxe' que al día siguiente iría a su casa para darle un beso.

Tal t como confesó en las redes sociales, Kiko todavía no ha recibido ningún beso de su madre. Es por este motivo que Isabel Pantoja ha dado el primer paso para firmar la paz con Kiko Rivera.

Según cuenta 'El programa de Ana Rosa', Isabel Pantoja ha llamado a su hijo con el objetivo de acercarse a él y solucionar así los frentes abiertos que tienen ambos. El periodista Pepe del Real ha explicado como ha sido esta llamada.

Isabel Pantoja quiere ver a su hijo

Al parecer y según se cuenta en el programa de Telecinco, la conversación ha sido algo tensa. «Isabel quiere hablar con su hijo en persona, porque quiere mirarle a los ojos. Dice que hablando con él va a saber cómo se siente su hijo», ha explicado el colaborador de 'El programa de AR'.

Este esperado reencuentro no se podrá producir todavía, ya que Irene Rosales, la mujer de Kiko, ha dado positivo por coronavirus, por lo que nadie podrá entrar a esa casa hasta que pasen el periodo de cuarentena pertinente. Según explica Pepe del Real, Isabel Pantoja también habló personalmente con Irene Rosales y las niñas.