Isabel Pantoja dentro del coche y mirando a través de la ventana, con gafas de sol y bufanda blanca

'Isabel Pantoja estafó dinero a un futbolista de primera división y debe 500.000 euros'

Isabel Pantoja habría pedido dinero a una pareja de famosos a quienes no les ha devuelto el préstamo

Isabel Pantoja no deja de verse envuelta en asuntos turbios relacionados con el dinero. Su imagen pública está de capa caída y no paran de salirle enemigos, ahora que su hijo Kiko Rivera le ha declarado la guerra abierta por la herencia de Paquirri.

En las últimas semanas han salido la luz numerosos testimonios que declaran los problemas económicos que tendría la artista, y ante tanta deuda con Hacienda, son muchos los que se preguntan, ¿de dónde saca el dinero para vivir la ‘tonadillera’? Pues como muy bien se ha visto, la folclórica no escatima en lujos, joyas, ropa o zapatos.

Pues la respuesta se encuentra en sus fans. Y es que han sido muchas las veces que los fans de ‘la tonadillera’, ya sean anónimos o más conocidos, la han sacado de sus apuros económicos. Según ha desvelado María Patiño en ‘Sálvame’, la artista es una auténtica ídolo entre sus fans, que han llegado hasta a pagarle hasta facturas de la luz o tiques de supermercado para comprar algo tan básico como arroz.

La estafa de Isabel Pantoja a la ‘influencer’ Tamara Gorro

Y una de esas fans es Tamara Gorro. María Patiño ha desvelado en ‘Sálvame’ algo que no dejaría en muy buen lugar a la ‘tonadillera’ y que ha sorprendido a muchos, pues Tamara Gorro y su marido Ezequiel Garay, le dejaron un dinero que esta no les ha devuelto.

Así lo ha confirmado la colaboradora de ‘Sálvame’ María Patiño: «Su marido le dejó dinero, no sé la cantidad, una vez le pregunté y me dijo que era una cuestión privada», ha concretado refiriéndose al futbolista, a quien la colaboradora preguntó una vez sobre este tema y en el que el jugador no quiso ni afirmarlo ni desmentirlo.

Una información completamente verosímil, pues que cuadraría perfectamente con la buena relación que Tamara Gorro mantiene con Kiko Rivera, a lo que se suma el hecho de que es una fan declarada de Isabel Pantoja, como ella misma ha manifestado en varias ocasiones.

De hecho, el pasado marzo, justo antes de la pandemia, Tamara Gorro asistió junto a su abuela a un concierto que la folclórica dio en Madrid. Después, pudieron incluso pasar a su camerino a saludarla y Tamara captó el momento en una fotografía con la cantante, que publicó en sus redes sociales, demostrando la buena relación que la une a la familia Pantoja.

Isabel Pantoja debe 500.000 euros a sus fans

Los testimonios que no dejan en muy buen lugar a la cantante no paran de sucederse. De hecho, Tamara y Ezequiel no serían las únicas personas de entre sus fans que le habrían dejado un dinero que no han vuelto a ver. Según ha apuntado Gema López en ‘Sálvame’, Isabel Pantoja debería aproximadamente unos 500.000 euros a sus fans, algunos de los cuales se han manifestado abiertamente en el programa para contar su caso y quedarse. Este es el caso de una mujer de Sevilla que le prestó la enorme cantidad de 100.000 euros, un dinero que no ha vuelto a ver y que posiblemente nunca le devolverá.

También otro fan aseguró, que la cantante solo deja que pasen a verla después de un concierto, los fans que le hacen regalos caros y lujosos, algo que cuadraría perfectamente con la idea de que Isabel Pantoja solo se mueve por dinero. Este mismo fan relató una anécdota para evidenciar el comportamiento interesado de Isabel Pantoja y de su entorno, relatando un gesto feo que tuvo una vez que sus fans le regalaron un jamón y que a su regalo recibieron la siguiente respuesta: «La próxima vez que queráis hacerle un regalo a Isabel, me dais el dinero a mí y yo ya lo compro, que sé lo que gusta en esta casa».

Un comportamiento nada digno de una estrella que se precie, y que evidencia una vez más la caída de popularidad y reconocimiento que está arrastrando la folclórica desde que su hijo Kiko Rivera haya destapado que su propia madre le habría ocultado la herencia de su padre Paquirri.