Plano general de Cantora, la finca de Isabel Pantoja y Kiko Rivera

2 de agosto en Cantora: el día en que cambió todo en la familia Pantoja Rivera

La polémica de este conocido clan podría solucionarse con una sola llamada telefónica

El clan Pantoja vive su momento más complicado. Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja, continúan con su batalla mediática, que está salpicando a toda la familia. La que ha explotado ahora es Irene Rosales. La tensa situación que está viviendo la modelo le supera.

La mujer del Dj no puede más, la polémica que rodea a su marido y a todo el clan Pantoja le está provocando mucho sufrimiento a Irene Rosales.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La colaboradora televisiva tuvo que abandonar ayer el plató de ‘Viva la vida’ tras recordar lo sucedido en Cantora el pasado 2 de agosto. Esta fecha coincide con el momento en que Kiko Rivera descubrió las pertenencias secretas de su padre, Paquirri.

Kiko Rivera optó por intervenir en el programa que conduce habitualmente Emma García, a la que sustituyó Sandra Barneda este fin de semana porque está en cuarentena por Covid-19.

Demostrando que son un verdadero equipo, el Dj no dudaba en salir en defensa de su mujer desde su domicilio con unas palabras muy sinceras.

«No suelo ver estos programas, pero casualmente lo he visto y al ver a Irene llorar se me ha partido el alma. Me siento superorgulloso de ti, eres lo mejor que me ha pasado en la vida», dijo el hijo de Isabel Pantoja.

Consciente de la difícil situación en la que se encuentra su mujer en estos momentos, el Dj le reconoció el gran esfuerzo que está haciendo por él.

«La postura que tienes es la correcta. Es mi madre, la presión a la que estás sometida no la aguanta cualquiera. Saca la fuerza y no llores, te lo pido por favor. Nosotros vamos a tirar hacia adelante y lo que hablamos en casa, son cosas nuestras. No estés así, sé que es mucha presión», decía Kiko Rivera en pleno directo.

Harto de las críticas

Cansado de quienes lo tachan de estar solo interesado en el dinero, Kiko Rivera quiso dejar claro que lo que busca no es la herencia de su padre sino la tranquilidad económica de sus hijos. «Yo no quiero herencia ni dinero, lo único que quiero es que mi madre no me deje un marrón a mí y a mis hijos. La herencia me da igual, lo que no quiero es que mi madre me deje un pufo. Quiero que seamos una familia normal, aunque estemos un poco más solitos», explicaba Kiko Rivera.

El Dj y su mujer se enfrentan a sus navidades más complicadas y no sólo por la gran pandemia que está asolando a todo el planeta. Parece que ninguno de los dos podrá pasar estas fechas tan señaladas con sus madres. No hay que olvidar que la madre de Irene Rosales fallecía hace tan solo unos meses y con Isabel Pantoja, desde luego, no tienen intención de reunirse: «la primera Navidad sin mi suegra y sin mi madre. No me llama porque no le da la gana y esto no tiene solución».

Kiko Rivera está seguro de que los problemas con su madre se solucionaría si la tonadillera fuese capaz de llamarlo por teléfono.«Yo estoy hundido psicológicamente. Todo terminará cuando mi madre me quite el pufo, todo se frenará si mi madre me llama por teléfono, aunque en lo privado estemos igual. Mi madre es un poco orgullosa, a veces hay que tragarse el orgullo, por la salud de todos debería hacerlo», sentenciaba.

Cansado de ser él siempre el que dé el primer paso en las peleas familiares, Kiko Rivera deja en manos de su madre la decisión de solventar toda esta polémica: «esto es horroroso. Uno intenta distraerse, pero yo no soy de piedra. La única que tiene el poder de que este linchamiento público se pare es ella, que me llame y me dé las explicaciones. Puedo llegar a perdonar, pero no olvidar».

Recuperar el tiempo perdido

Después de muchos años escuchando la versión de su madre sobre la familia de su padre, Kiko Rivera está dispuesto a llegar hasta el final para recuperar los momentos perdidos con su familia paterna:

«Ninguno de vosotros está en mi pellejo, ni tiene los papeles que confirman que tu madre te tiene hipotecado hasta las cejas. Mi madre siempre me ha dicho que los Rivera no son buenos. Me siento en deuda con mi padre porque mi madre me ha dicho que era malo y a lo mejor no era tan malo».

Ahora toca esperar para saber cuál será el próximo capítulo en esta polémica de clan Pantoja. Quién sabe si lo siguiente que salga a la luz será la feliz reconciliación de todos los miembros de esta mediática familia.