Iker Casillas con cara seria y poniéndose una mano en la cara

Iker Casillas abandonó hace días la casa familiar y ya tiene nuevo domicilio

La pareja vive el momento más complicado de su relación amorosa aunque no se han pronunciado oficialmente

Es una de las parejas más reconocidas y cuya relación más se ha idolatrado en la sociedad española. Iker Castillas y Sara Carbonero protagonizan a día de hoy el momento más difícil de su relación, noticia que se ha visto comprometida por el complicado estado de salud que ha atravesado la comunicadora deportiva recientemente. A causa de estas desavenencias familiares ambos viven una situación complicada, lo que ha propiciado el abandono del exguardameta del domicilio familiar.

Durante este periodo la noticia sobre el malestar en la relación ya había llegado a los medios, pero debido a la enfermedad que atraviesa la periodista, y que la obligó a ingresar en la Clínica de la Universidad de Navarra de Madrid, se dejó en un segundo plano. A pesar de la dificultad que suscribe la relación, Iker estuvo en todo momento en compañía de su pareja. Aunque está situación cambiará, ya que según explica la revista 'Lecturas' terminarán por separarse.

La última imagen que protagonizaron juntos ocurrió cuando Sara recibió el alta hospitalaria, y a pesar de que diferentes fotógrafos han intentado captar el momento de soledad —o con terceras personas— no existe ningún tipo de documento gráfico que acredite la ruptura. Lo que sí se conoce es que Iker ha comprado una vivienda en el céntrico Paseo de Rosales de Madrid, aunque no se le ha visto acceder a la misma.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Una fotografía que dé sentido a lo sucedido

Es lo único que falta, un documento gráfico que acredite que la pareja vive su situación más crítica. El hecho en el que se basa 'Lecturas' es que tras el alta de Sara, la pareja se reunió en un lugar público con la compañía de Isabel Jiménez, íntima de la periodista, y una vez terminó esa reunión, ambos partieron en coches separados. 

Con este acto se ha justificado una prueba más que habla de la situación comprometida que vive la pareja, pero este acto no es el único que pone en jaque la relación. Según comenta la misma publicación, después de que Sara recibiera el alta y se marchara con su amiga, Iker procedió a su vehículo solo. En la comida, ambas presentadoras celebraron su amistad, mientras que el exguardameta tomaba la fotografía. En ningún momento se hace alusión a Casillas. 

Con este caldo de cultivo son muchos los paparazzis que persigan a la pareja, pero por el momento no se ha obtenido imagen alguna del enlace que ha tenido como frutos a dos niños en La Finca, la urbanización situada en Pozuelo de Alarcón. Una de las dudas que no se había resuelto, es si el futbolista seguía viviendo en domicilio conyugal.

Según comenta el medio citado, el ejecutivo del Real Madrid abandonó el domicilio hace unos días y se ha instalado en una vivienda cercana, para no perder el contacto con los más pequeños de la casa. Así podría seguir disfrutando de la paternidad pero lejos del foco de las cámaras.

Amigos y familiares conocen la situación 

A pesar de que no existen fotografías ni confirmaciones oficiales por los dos protagonistas, algunos familiares y amigos ya habrían confirmado la noticia. La portada de lecturas anunciaban que «sus familias y amigos ya lo saben». Un titular que daba a entender que el secreto ya no era cosa de dos y que la situación había trascendido, por lo que la verificación de la información se habría efectuado.

El momento que todo el mundo espera es la confirmación oficial por parte de uno de los dos integrantes, ya que por el momento quizás se encuentren en una etapa de reflexión, y la situación pueda dar un vuelco de 180 grados.