Collage de Nadia Alexandrova e Iker Casillas

'Fue en un coche': Nadia destapa sus intimidades con Iker Casillas

La joven búlgara ha desvelado los entresijos de su relación con el futbolista

En cuestión de meses, la vida de Iker Casillas ha dado un vuelco completo tras hacerse público su divorcio de Sara Carbonero. La pareja habría terminado en muy buenos términos, ya que se han dejado ver juntos en más de una ocasión.

La última de ellas, con motivo del cumpleaños del futbolista, donde pudieron disfrutar de una bonita reunión familiar en compañía de sus hijos. 

Sin embargo, y pese a que han intentado dar esa imagen de aparente tranquilidad, el acoso mediático que ambos han sufrido ha sido constante.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Así lo denunciaba Casillas: «El acoso mediático al que estamos siendo sometidos tanto mi familia como yo personalmente nos está generando un daño irreparable».

«Estoy cansado de ver distintas personas que se inventan historias relacionadas conmigo. Me gustaría recalcar que nuestra separación fue amistosa y en el comunicado que emitimos mi mujer y yo, pedimos respeto para ella, para mis hjos y para mí. Lamentablemente no se está produciendo, reflejándose en un acoso permanente».

Sobre todo, después de que hayan salido a la luz numerosas infidelidades y amantes, algo que podría destrozar su reputación e imagen. 

Nadia Alexandrova revela los detalles más íntimos de su relación con Casillas

Según el programa 'Sálvame', la responsable del fin de su relación con Sara Carbonero sería Nadia Alexandrova, con la que habría tenido un affaire desde 2019. En aquel entonces, todavía seguía casado con su mujer, y ambos atravesaban el peor momento de sus vidas.

Iker sufría un infarto, y poco después a la periodista le diagnosticaban un cáncer de ovarios contra el que sigue luchando. 

Tras estas acusaciones, Nadia se defendía: «He tenido una relación con él, pero no amorosa, solo especial. Yo no tuve nada que ver con la ruptura de Iker y Sara Carbonero», aclaraba.

Además, la joven añadía que no tenía intención de lucrarse con el escándalo, aunque parece que ha cambiado de opinión. Este mismo viernes, la guapa búlgara acudía al programa de Telecinco y develaba los detalles más íntimos de su relación con Casillas.

«Nos conocimos por redes, nos intercambiamos teléfonos y empezamos a mandarnos audios». Según ella, todo comenzó poco antes de que Iker sufriera el infarto de corazón, a principios de mayo de 2019.

Unos 10 días después se puso en contacto con ella para darle detalles sobre su estado de salud, pero no se conocieron en persona hasta pasados dos meses.

«En público, Sara y él intentaban estar bien, pero esto no se rompió por mí. Ellos no estaban bien antes del infarto de Iker», ha explicado. 

Un testimonio cuya veracidad ha ratificado Kiko Matamoros. «Yo he escuchado algunas notas de voz que ella me ha enseñado». 

«Notas de voz de Iker Casillas, que son suficientemente explícitas para no poder emitirse y para confirmar todo lo que está contando», señalaba el tertuliano.

Nadia asegura que constantemente le proponía al futbolista planes como ir a cenar, o hacer otras cosas, aunque su relación no fue a más. 

De hecho, ha ofrecido detalles exclusivos acerca de esos primeros encuentros que tuvieron lugar entre ambos. 

«Fue en un área de descanso, entre su pueblo y el mío, y nos dimos unas vueltas. Hubo un acercamiento, sí».

Durante sus encuentros, siempre quedaban a medio camino. «Cada uno iba en su coche. Luego se bajaba y, obviamente, nos íbamos en el mío». 

Tiempo después, ella le ofreció quedar en su casa. Una cita que planearon al detalle, encargándose de no ser descubiertos.

«Quedamos en Majadahonda, lo estudiamos muy bien y era muy tarde. Estuvimos dos años, con interrupciones, pandemias... Pero, cuanto más tiempo pasaba, yo quería ir a más, sentarnos a cenar, comer...»

Sin embargo, parece que Casillas no quería ir tan rápido y no dejaba de darle largas: «Él siempre decía que fuéramos con más calma».

Además, evitaba hablar de su entonces mujer y madre de sus hijos. «Él no hablaba de Sara, y si yo le preguntaba contestaba que nada es lo que parece».

Lo que está claro, es que estas confesiones de la búlgara no habrán gustado nada a Carbonero, ya que por aquel entonces ella seguía siendo su mujer de manera oficial. 

Ella intenta poco a poco recuperar la sonrisa y recomponerse después de recibir tantos golpes. Buena prueba de ello es que ha optado por refugiarse en sus amigas, como la inseparable Isabel Jiménez