David Flores Carrasco en Málaga el 15 de febrero del 2020

Las fotos del antes y el después de David Flores Carrasco: cómo ha cambiado

El hijo de Antonio David y Rocío Carrasco ha experimentado un gran cambio físico en los últimos meses

David Flores Carrasco  ha pasado de ser casi un desconocido a estar en el centro mediático. Y es que toda la familia se ha esforzado por protegerle debido a su delicada condición. 

🔊 Escucha esta noticia en Ivoox:

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Era Antonio David el que rompía el silencio sobre la enfermedad que padece su hijo, confesando que llegó a temer por su vida. El pequeño nacía con problemas y se debatió durante semanas entre la vida y la muerte.

Se trata de un extraño trastorno genético que no tiene cura, y que le convierte en una persona dependiente económicamente de sus padres el resto de su vida. 

El síndrome de Angelman provoca retrasos en el desarrollo en mayor o menor medida. Así, se pueden presentar problemas de habla, en el equilibrio y un mayor o menor grado de discapacidad intelectual. Sin embargo, David no ha dejado que esas limitaciones le venzan.

Lo cierto es que poco se sabía de esta condición, ya que el joven siempre ha estado muy protegido. Sin embargo, la docuserie de Rocío Carrasco le ha puesto en el punto de mira. 

De hecho, su hermana Rocío siempre ha tratado de evitar las preguntas relacionadas con su madre estando él presente. 

La primera vez que le veíamos en televisión era tras la victoria de Olga Moreno, cuando protagonizaron un momento para el recuerdo. David se reencontraba con su Oa y se lanzaba directamente a sus brazos, gritando a los cuatro vientos que era 'la mejor madre del mundo'.

Un doloroso golpe para Carrasco, que lleva años separada de él. Concretamente, desde septiembre de 2016, cuando pasaba por el altar con Fidel Albiac.

David Flores presume de su notable cambio físico en los últimos meses

En estos meses, también el gran cambio físico experimentado por el nieto menor de 'la más grande' ha sido más que evidente. El joven demuestra que cada vez es más independiente, y sabiéndose en el centro de las miradas, decidía dar un paso adelante para mejorar su aspecto.

Concretamente, se sometía a un evidente injerto de pelo que le hace lucir más seguro de si mismo y feliz con su físico. Un tratamiento al que también se sometió su padre hace unos años, temiendo la calvicie. 

El exguardia civil lo hizo en una clínica de confianza en Málaga, donde reside. Y se calcula que el precio de este tipo de retoques estéticos se encuentra entre los 3000 y los 6000 euros. En su caso, al igual que en el de su hijo, ha sido todo un éxito.

No cabe duda de que David Flores luce mejor que nunca, mientras sigue lidiando con la batalla legal que sus padres sostienen. 

De momento, el joven parece seguir los pasos de su hermana, que ya se ha sometido a varios retoques estéticos para verse mejor. Y más ahora cuando se ha convertido en todo un personaje televisivo.

Gracias al injerto capilar, el hijo de  Rociíto puede presumir de un aspecto mucho más juvenil y de una abundante cabellera. Y es que ha conseguido frenar la alopecia precoz que iba sufriendo en los últimos años, especialmente en la parte delantera, donde más se le notaba la falta de cabello.

Por otro lado, el joven parece haberse cansado de la guerra que mantienen sus padres, y les habría amenazado con tomar medidas legales. Concretamente, pide un año de cárcel para ellos si no paran con su guerra en los juzgados. 

"Mi cliente finalizará estas actuaciones procesales en el caso de que ambos progenitores cesen en los procedimientos penales que han iniciado el uno contra el otro", informaba su abogado.

De momento, quedan a la espera para descubrir que ocurrirá con la segunda parte de la docuserie de Carrasco, que sigue en el aire. Y será en mayo cuando la hija de La Jurado vuelva a reencontrarse con sus hijos, ya que están citados a declarar.